Despliega el menú
Zaragoza

Juicio sobre el conflicto de AUZ

AUZ dice que "recolocar a los trabajadores despedidos en dos años es imposible"

La empresa asegura que tiene la voluntad de recolocar a los despedidos en un plan de cuatro años, pero que la propuesta del Ayuntamiento no es factible.

Concentración a la entrada del TSJA
Los trabajadores del bus se concentran mientras la huelga total causa los primeros trastornos
V. M.

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón ha acogido este lunes el juicio por el conflicto del bus urbano de Zaragoza. Desde las 9.30, ambas partes se han personado en la Sala de los Social para dirimir la demanda presentada por los trabajadores acerca de los 153 despidos en la contrata, cuyos empleados llevan más de un mes en huelga.

Al juicio, que atiende a la demanda colectiva del comité de empresa, acudió la consejera de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza, Carmen Dueso, en calidad de testigo y subrayó: "Vengo a contar la verdad y nada más que la verdad. Esperemos que el conflicto se solucione con la recolocación de los despedidos".

La consejera reconoció que los nuevos pliegos con la empresa implican menos kilómetros, pero "no por ello se debe despedir a los trabajadores". Durante su declaración como testigo y en respuesta a una pregunta formulada por la defensa de la empresa, Dueso ha explicado que "el consistorio habría apostado por rebajar el número de horas trabajadas en vez de la plantilla" para suplir la reducción de kilómetros.

Por su parte, el presidente del comité de empresa, Javier Anadón, destacó que "estamos en manos de los tribunales y esperamos que se haga justicia". Señaló  que desde que se han producido los despidos se han realizado 2.000 horas extras, "lo que significa que hace falta contratar a más trabajadores".

"Se va a pedir la nulidad de los despidos, ya que cremos que se ha impcumplido el estatuto de los trabajadores", argumentaba el presidente del comité, quien aseguraba que "el fallo que salga del tribunal cambiará las relaciones laborales en AUZ y, seguramente, también en el resto de las contratas".

La defensa de la empresa

Durante el juicio, AUZ ha asegurado que tiene la voluntad de recolocar a todos los despedidos en cuatro años, pero que hacerlo en dos años como planteó el Ayuntamiento es algo "imposible" porque el nuevo contrato de transporte, que entró en vigor en agosto, tiene tres millones menos de kilómetros. "Ya se demostró la voluntad conciliadora de la empresa al pasar de los 212 despidos propuestos a los 153 finales", han indicado los representantes legales de AUZ durante su intervención.

Al intentar explicar porqué la empresa rechazó la propuesta lanzada por el Ayuntamiento en septiembre para intentar solucionar el conflicto, el gerente de AUZ ha asegurado que el consistorio nunca concretó "en qué líneas o bajo qué criterios" se ampliarían los 500.000 kilómetros de recorrido.

"Un ERE injustificado"

Los representantes de los trabajadores denuncian a la empresa por la aplicación de un ERE que consideran "injustificado", y la empresa se defiende culpando a las condiciones fijadas por el Ayuntamiento en el nuevo contrato de transporte: "No es la empresa la que decidió tomar esta postura, sino que se ha visto obligada a aceptar y cumplir las condiciones establecidas por el pliego aprobado por el Ayuntamiento, que imponen una notable reducción de kilómetros y un considerable abaratamiento de los costes".

Concretamente, el nuevo contrato entre el Ayuntamiento y AUZ supuso una rebaja del 16% en el precio por kilómetro y una disminución del 14% en el total de kilómetros.

Mientras AUZ considera que era inviable mantener a todos los trabajadores y sus salarios en el nuevo escenario de movilidad en Zaragoza, el comité denuncia que firmaron un pliego de condiciones que incumplieron "deliberadamente" al despedir a esas 153 personas.

Al mismo tiempo, la huelga en el servicio de bus se extiende este martes durante toda la jornada. Durante la mañana, los paros han provocado las primeras esperas en paradas que veían como las líneas hasta triplicaban las frecuencias normales.

Con el juicio visto para sentencia tras escuchar los argumentos de las dos partes, esta tarde, los trabajadores volverán a hacerse oír en una manifiestación que se prevé tan multitudinaria como la del pasado 19 de septiembre, ya que han confirmado su presencia representantes de otras contratas del Ayuntamiento de Zaragoza y de servicios de transporte urbano de varias ciudades españolas. La protesta comenzará a las 19.30 en la plaza de Aragón para discurrir, como la otra vez, hasta la plaza del Pilar.

Etiquetas