Despliega el menú
Zaragoza

Sanidad

'A pecho descubierto' contra los recortes en sanidad

Una veintena de mujeres muestran medio pecho en Zaragoza en rechazo a los recortes en sanidad y al traslado de los mamógrafos del centro de especialidades de San José.

Protesta en el Paraninfo de Zaragoza
'A pecho descubierto' contra los recortes en sanidad
O. DUCH

Una veintena de mujeres ha mostrado este viernes por la tarde, en las escaleras del Edificio Paraninfo de Zaragoza en el centro de la ciudad, medio pecho en rechazo a los recortes en sanidad y a sus derechos, así como de la acción de la policía para trasladar dos ecógrafos del centro de especialidades médicas 'Pablo Remacha' del barrio de San José al Hospital Miguel Servet.

Una portavoz de este grupo de mujeres, Maribel Martínez, pertenecientes a diferentes colectivos y movimientos, ha explicado que es una "protesta contra lo que ha pasado en el 'Pablo Remacha'", de donde "se llevaron con una patada en la puerta, alevosía, nocturnidad y desprecio hacia los ciudadanos" esas máquinas, en la madrugada del viernes, 18 de octubre.

Concretamente, ha criticado que se rompieran dos puertas para acceder a las habitaciones donde estaban los ecógrafos. Martínez ha comentado que la mayoría de las mujeres participantes en la acción denominada 'A pecho descubierto' habían formado parte de las esperas y concentraciones para evitar el traslado de esos dos ecógrafos y de un mamógrafo, y tras lo ocurrido "nos sentimos agredidas, como mujeres, ciudadanas y usuarias de la sanidad".

Según ha precisado, los mamófragos y ecófragos "están muy relacionados con la detección precoz del cáncer" y por eso han mostrado sus pechos con la palabra cáncer o con simulación de cicatrices.

Además, ha relatado, esta protesta también quiere rechazar "el trato misógino del Gobierno, que castiga a las mujeres no solo con la posibilidad de no tener mamógrafo y ecógrafo para la detección, sino que nos quitan el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo, nos recortan el derecho al aborto, a tener los hijos como, cuando y con quien queremos".

Esto "nos recuerda a los años más oscuros de la transición e incluso a la época del franquismo", ha dicho Martínez, que ha agregado que la movilización ha sido "elegante y discreta" ya que solo se mostraba un pecho, las participantes han estado en silencio, de pie, de la mano, con música de fondo, vestidas de blanco y negro. Asimismo, se han pronunciado al final unas palabras en rechazo a las políticas del Ejecutivo.

"No es exhibicionismo"

Maribel Martínez ha subrayado que "esto no es un exhibicionismo, es una protesta" dirigida al consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván, al Gobierno de Aragón "y a las mujeres del PP, que no han dicho nada en una situación como ésta".

Respecto a las palabras de la presidenta de la Comunidad, Luisa Fernanda Rudi, de que los daños sufridos en el centro de especialidades de San José de Zaragoza se deben "imputar a quienes sabotearon unos medios públicos que son de todos los aragoneses" porque se había manipulado la alarma, "cambiando la clave", y "se había bloqueado con palillos" la cerradura de las puertas donde se hallaban los ecógrafos, ha comentado que "me gustaría saber si es cierto".

En todo caso, ha argumentado que "si vas con la policía a las seis de la mañana, no tienes intención de entrar como si lo hicieras a la once", para opinar que deberían haber llamado a un cerrajero y lamentar que este Gobierno quiera "volver a los tiempos más negros de la época franquista, de la mujer en casa, silenciada, sin derechos y sumisa" y ha reivindicado "una sociedad más justa e igual y una sanidad y educación de todos, para todos y pública".

El acto ha contado con el apoyo de las portavoces de CHA, Nieves Ibeas, e IU, Patricia Luquin, en las Cortes de Aragón, que han acudido como público, igual que otras personas, que se ha congregado alrededor de las mujeres, a quienes han aplaudido en varias ocasiones.

Etiquetas