Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

Aveactur celebra su primer lustro de vida

Una exposición en el Centro Cívico Río Ebro recorrerá esta semana los cinco años de historia del colectivo vecinal a través de recortes de prensa, carteles y fotografías.

Las 65 cabezas de familias que conforman la Asociación de Vecinos Aveactur de Zaragoza celebran durante esta semana su quinto aniversario. Entre el 21 y el 26 de octubre se podrá visitar en la sala de exposiciones del Centro Cívico Río Ebro – José Martí una exposición que a través de fotos, recortes de prensa y carteles repasa la historia del lustro de vida del colectivo.

“En ella queremos hacer balance de nuestra trayectoria y esperamos que todos los socios y aquellos que han colaborado con nosotros se sientan orgullosos de haber formado parte de nuestra historia durante estos años”, explica la presidenta de Aveactur, María Celia Espiau, quien a pesar se haber estado desde los inicios trabajando para la asociación, fue el pasado mes de junio cuando tomó las riendas como presidenta.

Ahora, su objetivo para los próximos cinco años es “seguir trabajando para el barrio”, con la intención de contribuir a hacer “una Zaragoza mejor”. A pesar de que los dos primeros años de la formación fueron algo burocráticas, desde el 2010 han luchado por suplir algunas carencias o necesidades en el barrio.

Aunque llevan cinco años constituidos como asociación, todavía están pendientes de que el Consejo de la Ciudad le de luz verde a su nombramiento como entidad de interés ciudadano. “Pero seguro que llegará”, asegura Espiau.

Una lucha incesante

La instalación de una oficina del INAEM en Ranillas o la apertura de la Comisaría de Policía por las noches, han sido algunos de los logros por los que la asociación ha luchado junto a otros colectivos del barrio. El andador bajo el túnel de la A-68 (Ronda Norte) ha sido otro de sus caballos de batalla, y por él recogieron más de 1.200 firmas para que el Ayuntamiento de Zaragoza lo tuviese en cuenta en sus presupuestos. Y su hito más reciente, ha sido la futura instalación de un busto en memoria del jotero Mariano Arregui,que además, fue vecino del barrio durante muchos años. También han aportado su granito de arena para conseguir más paradas de taxis en el barrio o se han preocupado por la reordenación de las líneas de autobús tras la llegada al barrio de tranvía.

Asignaturas pendientes: más bancos e identificación para las bicis

“Hemos conseguido cosas, pero ahora queremos seguir luchando por la instalación de bancos en la calle Ildelfonso Manuel Gil, porque solo hay dos bancos en casi 100 metros de vía y estamos trabajando para pedir al Ayuntamiento de Zaragoza que las bicicletas vayan identificadas con una placa por delante y por detrás para evitar que si hay una atropello, se den a la fuga”, detalla la presidenta.

Además, la Asociación Aveactur ya trabaja en la segunda edición de recogida de comida para el Banco de Alimentos. El año pasado, junto a la Asociación de Vecinos de San Andrés consiguieron superar los mil kilos de comida, y este año, a partir de 4 de noviembre, en el Centro Cívico Actur Río Ebro, intentarán sobrepasar la tonelada.

Etiquetas