Despliega el menú
Zaragoza

Caso Plaza

Becerril cargó a Plaza un estudio para una guardería que luego abrieron sus hijas

Una consultora analizó la viabilidad del negocio y cobró 34.800 euros de la UTE de las obras. El exgerente ordenó al delegado de Acciona que endosara la factura al trabajo de una tubería.

El exgerente de Plaza, Ricardo García Becerril, endosó la factura de un estudio de viabilidad sobre una guardería en la plataforma logística, que posteriormente abrieron sus hijas, a la Unión Temporal de Empresas (UTE) encargada de la urbanización del macropolígono. En un tarjetón oficial de Plaza, de su puño y letra, García Becerril ordenó al entonces gerente de la UTE, el ejecutivo de Acciona, José María Jordán, "cargar" dicha factura, por un importe de 34.800 euros, a una partida muy específica de las obras.

Tanto el documento manuscrito, que lleva la firma del exgerente de Plaza, como la factura están aportadas en las diligencias del caso Plaza y suponen una de las pruebas presentadas para demostrar la presunta trama de facturas falsas que la Fiscalía Anticorrupción investiga, cuyo importe global asciende a seis millones de euros. Todos los papeles fueron facilitados con antelación por el trabajador de Acciona Chabier Mayayo al actual gerente de Plaza, Jesús Andreu, los dos denunciantes que pusieron en conocimiento del fiscal del caso, José Grinda, las presuntas irregularidades millonarias el pasado mes de julio.

Entre las decenas de facturas sospechosas que probarían los supuestos amaños para cargar trabajos ajenos a la urbanización de Plaza destaca la del estudio de viabilidad de la guardería. Dicha factura, remitida en octubre de 2004 por una consultora catalana, iba dirigida a García Becerril, aunque se emitió directamente contra la UTE constituida por Acciona y MLN para acometer la segunda fase de las plataforma.

Más información en la versión impresa de HERALDO DE ARAGÓN.

Etiquetas