Despliega el menú
Zaragoza

Educación

FAPAR se queda sin subvención para impartir sus cursos de español para familias

La federación de asociaciones de padres critica que Educación no les haya dado la ayuda para prestar este servicio que comenzaron a impartir en el año 2004.

Imagen de uno de los cursos de español de FAPAR en 2009
FAPAR se queda sin subvención para sus cursos de español para familias
QUICO GIMENO

La Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Aragón (FAPAR) ha informado de que presentará un recurso ante el Gobierno de Aragón por no haber obtenido una subvención con la que impartían clases de español a las familias de niños inmigrantes. Desde FAPAR han señalado que llevaban prestando este servicio desde el año 2004. Fuentes del Ejecutivo regional han explicado que estas subvenciones se otorgan a través de un proceso de concurrencia competitiva y este año otras asociaciones e instituciones han presentado mejores proyectos.

“Nos han denegado la subvención alegando que se trata de un proyecto no prioritario”, han explicado desde FAPAR. “La realidad es que se deja sin cobertura a un sector de la población que aún está reclamando este tipo de ayudas”, inciden valorando la presencia de alumnos inmigrantes en las aulas aragonesas.

FAPAR prestaba este servicio desde el año 2004. Empezaron con cuatro grupos y en el curso 2009/2010 llegaron a la cifra de 43. El curso pasado, abundan, solo dieron clase a cuatro grupos porque no pudieron estirar más la subvención que les dieron (6.960 euros), que según apuntan se había ido reduciendo en los últimos años.

Fuentes del departamento de Educación de la DGA han respondido que FAPAR no ha obtenido la subvención porque otras entidades que se presentaron a la convocatoria de 'subvenciones a entidades privadas de iniciativa social y ciudadana sin fines de lucro para la realización de actividades de educación permanente' obtuvieron mayor puntuación.

De la misma forma desde el departamento han indicado que se ha subvencionado a otras entidades sociales que prestan este servicio a la comunidad inmigrante y que el propio Ejecutivo, desde organismos como el Centro Aragonés de Recursos para la Educación Intercultural (CAREI) y a través del sistema de enseñanza para adultos, ofrecen a las familias este tipo de cursos.

La federación señala que el curso que ellos ofrecían era el único que se desarrollaba en el colegio donde estaban matriculados los hijos de la familia. “Los cursos se desarrollaban después de que los padres dejaran a los niños en el colegio, lo que favorecía la asistencia a las clases, sobre todo a las madres”, señalan desde FAPAR. “Además, también se favorecía la integración de los niños”, agregan.

Etiquetas