Despliega el menú
Zaragoza

Huelga en el bus urbano de Zaragoza

Los trabajadores mantienen la huelga pese a considerar la resolución "positiva"

Los empleados del Autobuses Urbanos de Zaragoza se han manifestado en la plaza de España junto con los despedidos de Tata Hispano.

Nueva manifestación de los trabajadores de bus
Nueva manifestación de los trabajadores de bus

La huelga en el servicio de bus urbano que sufre Zaragoza desde el pasado 23 de septiembre continuará. Así lo ha asegurado el presidente del comité de empresa, Javier Anadón, en la concentración que este jueves han realizado los trabajadores de bus junto con los de Tata Hispano en la plaza de España, pocos minutos después de que la Comisión Nacional de Convenios Colectivo emitiera el laudo que acuerda la congelación salarial hasta 2015.

El presidente del comité ha remarcado que, pese a que entiende que "el laudo es positivo" para sus intereses ya que sigue la línea del acuerdo que trabajadores y Ayuntamiento firmaron, "las movilizaciones no se detendrán mientras no se asegure la reincorporación de los 125 despedidos forzosos en sus puestos".

A juicio de Anadón "de alguna manera -el laudo-, desestima la intención de la empresa de aplicar la reducción salarial y propone la congelación salarial para los años 2014 y 2015, desestimando los demás conceptos que argumentaba la empresa, excepto el de antigüedad que se queda paralizado".

Pese a esto, Anadón ha querido recalcar que es pronto para hacer valoraciones completas. "Lo tenemos que analizar", ha dicho, avanzando que la próxima semana se celebrará una asamblea de trabajadores para "valorar hasta donde se puede aceptar este texto, en tanto en cuanto coincide, en algo, con lo firmado con el Ayuntamiento de Zaragoza". Pese a esto, el representante ha querido dejar claro que "la empresa sigue teniendo beneficios y no está justificada una congelación salarial salvo que vaya acompañada de la readmisión de los trabajadores".

El acuerdo al que hacen referencia, y que finalmente no entró en vigor al ser descartado por la empresa, recogía, además de la congelación salarial, un plan para reponer a los despedidos en sus puestos de trabajo en un plazo máximo de dos años. Algo sobre lo que la Comisión no se ha expresado ya que es un expediente distinto.

La huelga continuará conforme lo planeado

Así, la huelga continuará con paros parciales de 12.30 a 15.30 hasta el día 21, momento en el que los paros se trasladarán de 8.00 a 10.00 y de 20.00 a 22.00.

Además, el próximo 29 de octubre la huelga será durante el día entero, coincidiendo con el juicio que se llevará a cabo en el Tribunal Superior de Justicia de Aragón en relación con las demandas interpuestos por los despedidos y al que asistirá como testigo la responsable municipal de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza, Carmen Dueso.

Etiquetas