Zaragoza
Suscríbete por 1€

Becas de comedor y libros

El 80% de las familias que debían completar la documentación se quedan sin beca

La resolución definitiva de ayudas para el comedor escolar y la adquisición de libros de texto ha supuesto la concesión de 1.920 becas entre los 9.000 solicitantes que habían quedado pendientes de aportar algún documento.

El comedor del Pío XII de Huesca, casi vacío durante la jornada continua
El 80% de las familias que debían completar la documentación se quedan sin beca
R. GOBANTES

La resolución provisional de becas de comedor escolar y material curricular concedidas por el departamento de Educación del Gobierno de Aragón, hecha pública el pasado mes de julio, dejaba a 26.841 solicitantes fura del proceso por no cumplir los requisitos marcados -se concedieron 15.429 ayudas-. Sin embargo, la previsión era que las subvenciones pudieran llegar a 9.000 alumnos más, cuyas familias cumplían inicialmente los requisitos, pero que no habían entregado toda la documentación necesaria.

Tras la publicación de las listas definitivas, sin embargo, tan solo 1.920 niños han logrado una beca tras el periodo de alegaciones. Es decir, el 78,7% de las solicitudes que habían quedado pendientes han acabado siendo denegadas en la resolución definitiva, 3.000 de ellas, directamente, por no presentar alegaciones. De las 6.000 que sí lo hicieron, tan solo 3.560 se admitieron como correctas, de las cuales el 46% no cumplían finalmente los requisitos. Las 1.920 nuevas becas dejan el número total de ayudas en 17.349, 12.445 para libros de texto -9.526 del 100% y 2.919 del 50%- y 4.904 para el servicio de comedor escolar.

El motivo de gran parte de las denegaciones ha sido el hecho de no presentar no presentar el NIF o el NIE de los familiares mayores de edad, no acreditar la situación de familia monoparental o no entregar el Certificado de Registro de Ciudadano de la Unión Europea junto con una fotocopia del pasaporte en vigor, según consta en el documento hecho público por Educación.

Desde la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Fapar) ya han mostrado su indignación con los datos definitivos y critican que “nadie ponga en duda que un niño sin papeles tenga que estar escolarizado, pero sin embargo se le estén negando las becas por este hecho”. Según aseguran, buena parte de los solicitantes que no han podido presentar la documentación son extranjeros en situación irregular o, por ejemplo, familias monoparentales que no pueden acreditar su situación.

Requisitos más duros

“El objetivo del departamento de Educación no era que las becas llegaran a todo el que lo necesite, sino que no hubiera lista de espera”, aseguran los representantes de los padres de alumnos de la escuela pública, quienes critican que la DGA endureciera “de forma incomprensible” los criterios para obtener las ayudas, de forma que para cumplirlos “las familias debían de estar en una situación de pobreza absoluta”.

Para poder pedir la beca de comedor, por ejemplo, los ingresos de toda la familia no podían superar el IPREM. Esto es, 6.390 euros anuales o 533 euros mensuales por unidad familiar. Según indican desde Fapar, más de la mitad de las familias que solicitaron estas becas cuentan con unos ingresos inferiores a los 1.000 euros anuales, y alrededor de un millar de las mismas no cuentan con ningún tipo de ingreso. “El año pasado, más de 20.000 alumnos que cumplían los requisitos se quedaron sin ayudas, que es lo que se ha pretendido evitar en esta ocasión”, explican.

Cuatro millones en becas de comedor

Este año, la DGA había presupuestado cuatro millones para becas de comedor, mientras el curso pasado fueron tres inicialmente y otros tres con una ampliación presupuestaria posterior, de la que solo se utilizó un millón debido a la renuncia a las medias becas de muchos beneficiarios. Aunque fuentes de Educación precisaron que la partida se podría ampliar gracias al Plan Impulso, desde Fapar critican que ni siquiera se hayan llegado a gastar los cuatro millones inicialmente previstos. Según cálculos de esta Federación, la concesión de 4.904 becas de comedor -teniendo en cuenta que el importe de cada una es de 750 euros- supondría un gasto de 3.678.000 euros, lo que significaría que no se gastarán 322.000 euros previstos para este uso.

Ayudas para libros

Las ayudas para libros de texto llegarán a 12.445 familias, de las que 9.526 recibirán la cuantía total de la ayuda y 2.919 solo la mitad. Las becas ascienden a 160 euros para alumnos de Primaria, 230 euros para Secundaria y 100 para Educación Especial.

A partir del próximo 3 de septiembre, las familias que han obtenido ayuda para la compra del material curricular podrán recoger la tarjeta-cheque en su centro educativo, en la que constará el nombre del alumno beneficiario, el importe de la ayuda y el listado de libros establecido por el colegio.

En el caso de las becas de comedor, los alumnos beneficiarios deberán inscribirse en el servicio de comedor de su centro y Educación pagará el importe de la ayuda al colegio. Todas las familias beneficiarias recibirán una aportación de 90 euros al mes.

Etiquetas