Despliega el menú
Zaragoza

Despidos en los autobuses urbanos

Autobuses Urbanos de Zaragoza despedirá a 153 empleados tras el cese de la negociación

Tras expirar el periodo de consulta del expediente de regulación con los trabajadores, la empresa comenzará a comunicar el despido a 153 de sus empleados, de los cuales 25 son baja voluntaria.

Imagen de archivo de un autobús en Zaragoza
Preocupación entre los conductores de autobús por posibles despidos
DARIO PEREZ

No hubo acuerdo. El conflicto en torno a los despidos de Autobuses Urbanos de Zaragoza se saldará con el despido de 153 de sus trabajadores -un 12% de la plantilla-, los cuales empezarán a ser comunicados a partir de este martes después de que la negociación entre la empresa y los sindicatos se cerrara, definitivamente, sin ningún consenso.

El proceso, marcado por el distanciamiento entre las dos partes, tuvo su punto final en la reunión que ambas mantuvieron este lunes por petición expresa del Ayuntamiento, que solicitó alargar el plazo de conversación para que se considerara una última oferta basada en reducir el número de despidos de los 212 iniciales con los que fue planteado el ERE a un total de 45 que serían recolocados en el plazo de dos años merced de la entrada en funcionamiento de 500.000 kilómetros más de recorrido.

Sin embargo, en la decimoquinta reunión, las partes han vuelto a salir sin acuerdo después de que, según indican los sindicatos en una carta a sus trabajadores la empresa quisiera aplicar una rebaja salarial del 9% recogida en el expediente de inaplicación del convenio colectivo además del descenso del 4,4% que figuraba en la última propuesta del Ayuntamiento. Una separación que ha llevado finalmente a que las partes firmaran el acta definitiva que pone fin al periodo de negociación bajo el sello de "no hay acuerdo".

De los afectados finalmente por el ERE -153-, 25 de ellos son trabajadores que ya habían negociado su salida de la empresa, que señala que el proceso fue iniciado por causas organizativas y de producción después de que el nuevo pliego firmado con el Ayuntamiento redujera en 39 el número de buses en funcionamiento. 

Los trabajadores estudian las medidas a tomar

La falta de acuerdo ha sido valorada por el comité como "la enésima prueba de que la empresa no estaba dispuesta a aceptar su propuesta de reducción de los despidos", lamentado que no se haya avanzado sobre la última carta del Ayuntamiento que consistía en la reducción del número de despidos de los 122 en los que se movía en ese momento la negociación a 45 por medio de la aplicación de los nuevos 500.000 kilómetros que el propio Gobierno municipal había ofrecido el viernes pasado.

Si se hubiera tomado esta vía, 22 trabajadores habrían seguido trabajando en el nuevo kilometraje pactado, mientras que 45 serían despedidos, pero se reincorporarían progresivamente en los próximos dos años en base a las jubilaciones previstas, y los 55 empleados restantes conservarían sus puestos con la reducción del 4% de los salarios y las jornadas de todos los trabajadores. Una propuesta que no fue desdeñada por ninguna de las partes el domingo por la noche haciendo pensar que podría haber un principio de acuerdo.

Ante la ruptura definitiva de las negociaciones, el comité de empresa se reunirá este martes para tomar decisiones y este miércoles, 21 de agosto, se realizará asamblea general para después, el jueves, día 22, en horario de 4.30 a 00.30 horas, se celebre un referéndum entre la plantilla para votar las medidas a tomar. Además,el jueves, a las 20.00 realizarán una concentración en la Plaza de Aragón. 

El final de una negociación nula

El 19 de julio Autobuses Urbanos de Zaragoza comunicaba que debido a la reducción de 39 autobuses en sus líneas la empresa contaba con unexcedente de 212 trabajadores en la plantilla, un 16% de sus casi 1.300 empleados. Comenzaba así una carrera para negociar el ERE y la renovación del convenio colectivo, que quedó en manos de la Comisión Nacional después de que las partes tampoco llegaran a un acuerdo.

Después vinieron 15 reuniones y más de 140 horas de conversación en las que la empresa bajó la cifra de despidos de los 212 iniciales hasta los 122 planteados este domingo, un número "inadmisible" para el comité de empresa que propuso realizar un ERTE (regulación temporal del empleo) que facilitaría que los trabajadores excedentes fueran saliendo de la empresa por medio de bajas incentivadas y jubilaciones.

Ante la falta de acuerdo, el Ayuntamiento tomó partido ofreciendo una ampliación del recorrido en 500.000 kilómetros a condición de que se llegara a un acuerdo para ayudar a la adecuación de los puestos excedentes, una propuesta que fue valorada desde el comité como "ilógica" debido que entendían que si en un principio se recortaron esos kilómetros "no tenía sentido volverlos a poner en funcionamiento 6 meses más tarde".

Con la llegada del 'día D' para el cierre del periodo de negociación ambas partes acrecentaron las conversaciones, sin que estas llegaran finalmente a buen puerto, momento en el que el Ayuntamiento volvió a intervenir con una nueva oferta que rebajaba el número de despudos forzosos a 45. Un último esfuerzo por llegar a un acuerdo que ha resultado definitivamente imposible. A partir de este martes Autobuses Urbanos de Zaragoza comenzará a comunicar los despidos.

Etiquetas