Despliega el menú
Zaragoza

Sector en crisis

Zaragoza frena el cierre de comercios tras perder 450 en los tres últimos años

La capital aragonesa ofrece en la actualidad 'solo' 47 tiendas menos que el año pasado. La rebaja de alquileres y los emprendedores permiten mitigar el aluvión de persianas bajadas.

La Campana de Oro cierra tras 128 años
Zaragoza frena el cierre de comercios tras perder 450 en tres años

El paisaje no parece cambiar demasiado. Los carteles de 'se vende' o 'se 'alquila' en locales comerciales continúan inundando las fachadas de Zaragoza, como consecuencia de la crisis del sector, la caída del consumo y la destrucción de empleo.

De hecho, la capital aragonesa ha perdido en los últimos tres años un total de 457 tiendas. Es el saldo -en este caso negativo- que resulta de sumar las aperturas y restar los cierres. Una ecuación que demuestra las dificultades por las que están pasando los comerciantes de la ciudad, muchos abocados a bajar la persiana de forma definitiva.

Incluso aquellos con más solera, como la tradicional Campana de Oro de la calle de Alfonso I, han sucumbido. Sin embargo, los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) esta semana permiten a los empresarios y trabajadores ser levemente optimistas.

Si el ritmo de destrucción de comercios rondaba los 200 al año, en la actualidad Zaragoza ofrece a sus vecinos y visitantes 10.844 tiendas, 'solo' 47 menos que el año pasado. Se trata de un resultado todavía negativo, pero que reduce sensiblemente la sangría que estaba viviendo el sector desde el comienzo de la crisis.

Lamentablemente siguen cerrando muchos comercios, pero de un tiempo a esta parte hemos notado que cada vez hay más aperturas, lo que equilibra la balanza”, explica José Antonio Pueyo, presidente de la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza y Provincia (ECOS).

A su juicio, “la rebaja en el precio del alquiler de los locales, y las ayudas a los emprendedores, que buscan salidas al paro a través del autoempleo, están favoreciendo la creación de nuevos negocios en la ciudad”, asegura.

En el conjunto de Aragón, la comunidad ha perdido 707 comercios desde 2011, de los que 179 pertenecen a los cierres del último año. Por sectores, casi todos ofrecen un saldo negativo entre aperturas y clausuras, pero algunos incluso crecen en el pasado ejercicio, como es el caso de los bares y restaurantes, o de los conocidos bazares chinos.

Poco relevo generacional

Una de las explicaciones que dan los profesionales del sector comercial a tan alta natalidad y mortalidad en este tipo de negocios en Zaragoza es el escaso relevo generacional que se da en las tiendas más antiguas.

Los propietarios de estos comercios no encuentran quién les dé continuidad, ya que los hijos y nietos prefieren iniciar sus propios caminos, que en muchas ocasiones les llevan a abrir un nuevo negocio. Sin embargo, muchos no conseguirán el éxito comercial, fomentando involuntariamente la rotación de locales comerciales. “La máxima de que el 80% de las empresas habrá desaparecido antes de 8 años sigue vigente”, resume Pueyo.

Etiquetas