Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

Las piscinas superarán los 400.000 usos en el mes de julio

Tras un mes de junio muy flojo, las piscinas municipales tienen una "excelente entrada" en julio. Hasta el día 22 han tenido 344.000 usos. La venta de abonos ha descendido un 23%.

Imagen de archivo de la piscina de La Granja
Las piscinas de Zaragoza superarán los 400.000 usos en julio
ASIER ALCORTA

El calor está llenando las piscinas. Tras un mes de junio frío y con entrada muy floja en las piscinas municipales de Zaragoza, los datos de julio van camino de récord. Hasta el día 22 las instalaciones deportivas municipales han tenido 343.656 usos.

"A final de mes se superarán los 400.000 usos y si sigue el buen tiempo, podríamos llegar a los 450.000", señalan fuentes municipales. Estas cifras superarían a las de los veranos anteriores: en 2012 en julio hubo 391.630 usuarios y en 2011, 332.727. En 2009 y 2010 se superaron los 450.000 bañistas en julio.

"El mes de junio, con 112.071 usos, registró la cifra más baja de la última década debido principalmente a la meteorología muy adversa, con bajas temperaturas y lluvias. Según la Agencia Estatal de Meteorología fue el mes más fresco desde 1997", explican desde el Ayuntamiento.

Las piscinas con más afluencia en lo que va de mes son las de La Granja (33.812 usuarios), Actur (31.196) y Alberto Maestro (27.413). Las que menos son las de Garrapinillos (5.108), Movera (6.608) y Peñaflor (6.959).

El domingo 7 de julio fue el día récord en lo que llevamos de mes, con una afluencia de unos 22.000 usuarios. Durante este mes (y especialmente la primera semana) algunas piscinas han llegado al aforo máximo permitido y han tenido que cerrar el acceso durante unos minutos. Esto ha ocurrido en las piscinas de La Jota, San Gregorio o Salduba, que tienen poca zona de césped.

Menos abonos vendidos

Este verano se han vendido 5.177 abonos de temporada, un 23% menos que el año pasado (fueron 6.755). "La meteorología adversa de mayo y junio y el descenso de la capacidad adquisitiva de las familias explican esta disminución de la cifra de abonados. Además, se anunció que iba a ser un verano frío y eso hizo que mucha gente no se animara a comprar el abono", apuntan desde el Ayuntamiento.

Un 40% de los abonos tienen descuentos por nivel de renta, discapacidad o pertenencia a familias numerosas. El abono ordinario de temporada para adultos cuesta 77 euros, para niños a partir de 6 años vale 46,30 y para jubilados, 35. Para comprar los abonos es obligatorio este verano tener tarjeta ciudadana.

El Ayuntamiento ha recaudado hasta la fecha 1.155.000 euros (un 17% menos que el año pasado), con la venta de abonos de temporada, bonos de 10 accesos y entradas. "Se prevé que si se mantiene la tendencia de usuarios, al final del verano se igualen los ingresos. Aunque ha bajado el número de abonos de temporada, ha aumentado la venta de pases de 10 y de entradas de día", explican fuentes municipales.

"Las piscinas de verano son un servicio deportivo-recreativo básico en una ciudad de interior como Zaragoza. Tienen un alto componente social, dado que son una de las principales alternativas de veraneo para muchas familias", destacan desde el Ayuntamiento.

Etiquetas