Zaragoza
Suscríbete

Hostelería

Un mal comienzo de verano para los quioscos del Ebro

El frío y las lluvias de los primeros días de la temporada estival han perjudicado a los establecimientos hosteleros que se encuentran junto al río.

'Le Pastis' se ha remodelado este año.
Un mal comienzo de verano para los quioscos del Ebro
S. A.

Los quioscos de la ribera del Ebro han sufrido este verano un mal arranque de temporada. Las bajas temperaturas y las lluvias, sumadas al bajo consumo provocado por la crisis económica, han tenido como resultado que los clientes se acerquen menos a ellos que otros veranos.

"El otro día monté toda la terraza, pero se puso a llover y se fue todo el mundo", explica Jesús Gabilondo, socio de 'Luna Morena'. "Este año ha bajado mucho el negocio, y eso que el año pasado ya lo había hecho", asegura Pedro Gil, en el Restaurante Macanaz. El calor que se avecina tampoco trae buenas noticias. “Con 40º casi es peor”, añade Gil. El 'Luna Morena' abrirá a partir de este lunes una hora más tarde, a las 18.00, porque no es hasta las 20.00 cuando los clientes se animan a salir.

La nota positiva la pone Erica Asencio, camarera de 'Le Pastis': “El año pasado, cuando hacía mal tiempo a las 9 no había gente y cerrábamos, pero este va genial e incluso los días que ha llovido los clientes pasaban a la zona cubierta y seguían consumiendo”.

La clave, el cambio

La clave de esta diferencia es para Asencio la nueva cocina que han instalado en el local. Hasta este verano solo ofrecían aperitivos fríos, pero este año proponen un menú diferente cada día de la semana y una carta fría a la que añadirán creps y hamburguesas. Aunque solo hace tres semanas que abrieron tras la remodelación, ya notan la diferencia: “Es un lleno constante”. Con ella, además, han creado dos puestos de trabajo nuevos y ya son cinco las personas que se encargan del quiosco.

Mientras unos amplían sus ofertas, otros tienen que reducirlas. En 'Macanaz' eliminaron la carta el pasado verano y solo ofrecen menús previa reserva de grupos de al menos cuatro personas, aunque mantienen los bocadillos y las ensaladas. El ajuste también ha sido horario, ya que este año cierran dos días por semana, con lo que el personal se ha quedado en la mitad: este año solo habrá cuatro trabajadores fijos, a los que incorporarán tres o cuatro extras.

Una forma de atraer clientes es la realización de conciertos o fiestas. En 'El Puerto' pinchan Djs, mientras que en 'Luna Morena' están planificando actuaciones de percusión y conciertos los sábados. El restaurante 'Le Parisien' también cuenta con una programación musical con actuaciones en directo y fiestas temáticas entre las que destacan los recitales de piano los jueves.

Las orillas del Ebro cuentan con siete quioscos: 'Luna Morena' en el Actur, 'Playa de los Ángeles', en la Almozara, 'Le Parisien' en el Centro, 'Macanaz', 'Le Pastis' y 'El Puerto' en el barrio del Rabal y 'Q4' en Las Fuentes. Su oferta es variada: desde la gastronomía francesa de 'Le Parisien' hasta la carne a la brasa de 'El Puerto', pasando por los tradicionales bocadillos y ensaladas veraniegas.

Etiquetas