Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

El precio del alcohol sube, ¿y el de las copas?

Los pubs, discotecas, y bares de copas de la capital aragonesa no subirán el precio de las copas pese a que su valor se haya incrementado en un 10%.

Mojito
Cócteles de verano y combinados de ginebra
ASIER ALCORTA

Tomarse una copa en Zaragoza parece que seguirá costando lo mismo. Al menos de momento. El domingo pasado entraba en vigor el Decreto Ley que imponía la subida de impuestos especiales, alzando los precios de las bebidas alcohólicas en un 10%, y aumentando también el precio del tabaco.

Esta nueva subida de impuestos, que el Ejecutivo asegura que aportará en 2014 unos 700 millones de euros a las arcas del Estado, ha sido recibido por los bares de copas de Zaragoza como un nuevo clavo en su particular cruz.

"No podemos subir los precios de las copas porque si la gente ya va apurada no podemos ponerles encima más frenos", explica Enrique, gerente de la taberna Canterbury de la plaza Salamero, que explica que son los locales los que han tenido que "asumir en el último año y medio la subida del IVA, de la luz, y ahora del impuesto sobre el alcohol".

"Si dividimos los establecimientos hosteleros entre los diurnos -los que entendemos como el bar de toda la vida y los restaurantes- y los de ocio nocturno, estos últimos son los que más han sufrido las últimas subidas de precios". Así es el análisis que hace Pedro Giménez, presidente de la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza, que recalca que los empresarios "se ven obligados a sujetar los precios, porque la oferta sigue siendo muy superior a la demanda".

Un panorama ante el que los propietarios de los bares de copas solo pueden "resignarse", y seguir "ajustando precios para ganar cada vez menos".

Un consumo menos "alegre"

En opinión del gerente de la taberna de Salamero, "la gente cada vez se lo piensa más para pedirse una copa", y ya no se ven tanto a "los valientes que invitaban a los amigos", explica entre risas.

Para Daniel, hijo de los propietarios del pub Mythos, en el centro de Zaragoza, la subida del precio de las copas "es ahora impensable". El pub, que según cuenta Daniel ha conseguido ir bastante bien en las últimas fechas gracias a las ofertas, "no se puede plantear ahora mismo una subida, que en todo caso, llegaría en septiembre", tras la temporada de verano, "cuando de verdad se sepa el daño que nos puede hacer esto".

Más impuestos, menos ocio

Y es que, pese a que Zaragoza siempre ha sido una ciudad percibida como cara en cuanto al coste del ocio nocturno, "los precios se llevan manteniendo desde hace años", explica el presidente de la Asociación de Bares. Algo que hace que el margen comercial sea cada vez menor con esta subida de impuestos, y que se traduce en un "continuo goteo de locales cerrados y una pérdida de oferta de ocio en la ciudad".

"Antes abrían los jueves el doble de los locales de los que abren ahora, pero claro, si empiezas a gastar dinero desde que levantas la persiana, y encima el consumo no acompaña, acabas reduciendo en horas y días de trabajo", comenta Giménez, que se lamenta al ver la cantidad de bares en proceso de traspaso "que no se volverán a abrir", que ostenta hoy la capital.

"Estas medidas frenan el consumo, y con ello, el trabajo, al final todo se reduce a los mismo", valora Giménez, que confía sin embargo en la capacidad para resistir que tiene un sector "que lleva años ganando cada vez menos".

Etiquetas