Zaragoza

Zaragoza

Piden un año de prisión a un padre por abofetear a su hija

La menor, de 16 años, comenzó a golpear las puertas de la casa al tiempo que le insultaba. Unos vecinos que escucharon el incidente llamaron a la policía.

Un vecino de Zaragoza se enfrenta a una petición fiscal de un año de prisión y a una orden de alejamiento por dar una bofetada a una hija de 16 años que reaccionó violentamente cuando el acusado se negó a pagar la reparación de su móvil.

El acusado, P.G.L., de 36 años, se sentó este martes en el banquillo del Juzgado de lo Penal número 9 de Zaragoza para hacer frente a la denuncia de la Fiscalía y explicar los motivos por los que decidió abofetear a su hija.

Según relató durante la vista, la menor, que pasa los fines de semana con su padre, comenzó a golpear las puertas de la vivienda ante la negativa de su progenitor a abonarle la reparación, al tiempo que le insultaba y se negaba a ir a comer a casa de sus tíos.

El acusado, al que el fiscal imputó un presunto delito de violencia doméstica, añadió que, finalmente, ante la reacción de su hija, entró en su habitación y le dio una bofetada con el fin de corregir su actitud.

Unos vecinos de escalera que escucharon el incidente llamaron a la policía, que arrestó al padre tras escuchar que había abofeteado a su hija.

Durante la vista, el padre explicó al tribunal que aunque suele hacer caso a todas las peticiones que le hace su hija, ésta reacciona con violencia cuando no consigue ver satisfecha su demanda.

La menor, que ya retiró en pasadas fechas la denuncia interpuesta, se negó a prestar declaración contra su progenitor en el juicio.

La abogada de la defensa, la letrada María José Andrés, pidió la absolución de su cliente tras alegar que solo ejerció su "deber de corrección" de una conducta inadecuada de su hija, remarcando, además, que la bofetada no le provocó ningún tipo de lesión.

En su intervención final, el acusado admitió que su acción se dirigió exclusivamente a "corregir" la conducta de su hija.

Etiquetas