Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

El Acuario 'renace' con la Ciudad de la Justicia

El Acuario ha adquirido 1.500 peces más, tiene una cafetería-restaurante y planea abrir otra. Espera aumentar el número de visitantes: el año pasado fueron unas 60.000 personas, muy por debajo de 2009.

Acuario de Zaragoza
El Acuario 'renace' con la Ciudad de la Justicia
P. F.

El Acuario de Zaragoza -el acuario de agua dulce más grande de Europa y el tercero del mundo- vivió su momento de esplendor con la Expo. Entonces tenía 5.000 ejemplares de 300 especies. En 2009 tuvo 85.000 visitantes. Después, el número de animales en las peceras y el de visitantes fue decayendo, en un entorno en obras y que no acababa de despegar. El año pasado había apenas un millar de ejemplares expuestos y el acuario recibió unas 60.000 visitas.

En los últimos meses, los nuevos gestores del acuario han adquirido unos 1.500 peces y reptiles (también han recibido donaciones), han acondicionado y reabierto la cafetería, y comienzan a recibir más visitas, coincidiendo con la apertura de la Ciudad de la Justicia. Ahora hay 2.500 ejemplares de 250 especies diferentes.

"El Acuario tiene un gran atractivo para los zaragozanos y los turistas. Hemos hecho cambios y esperamos duplicar el número de visitas en un año. No vamos a bajar los precios (14 euros a partir de 13 años, 10 para mayores de 65 y 7 para niños de entre 5 y 12 años), pero tenemos muchos descuentos y convenios con distintas entidades que queremos seguir ampliando", explica el director del complejo, David Morte.

La cafetería-restaurante, en la tercera planta y con una gran terraza, reabrió el pasado 29 de enero. "Está funcionando muy bien tanto la cafetería como el restaurante para bodas, comuniones y otros eventos. Y estamos notando mucho la apertura de la Ciudad de la Justicia. Vienen muchos trabajadores a tomar café a media mañana y es una manera de dar a conocer el acuario", apunta David Morte. En otoño prevén abrir otra cafetería en la planta calle para dar servicio a los trabajadores de la Ciudad de la Justicia, empresas y organismos que se están trasladando al recinto Expo.

Paseo entre cocodrilos y arapaimas

La visita al Acuario sigue el mismo recorrido que muchos zaragozanos pudieron ver durante la Expo. El espacio está dividido en cinco zonas de cinco grandes ríos (Nilo, Mekong, Amazonas, Darling-Murray y Ebro) y un tanque central con arapaimas, peces de unos 2,5 metros de longitud.

El ejemplar más grande del Acuario es un cocodrilo del Nilo de más de 3 metros de longitud. Entre las novedades, destacan unos caballitos de mar (cedidos por Faunia) y unas tortugas asiáticas (procedentes del zoo de Barcelona). También hay un siluro de 1,80 metros de longitud, donado recientemente por un pescador. "A los niños les gusta mucho Nemo (el pez payaso) y las nutrias, a las que hemos bautizado como Pilar y Valero", cuenta Gabriela Buliga, comercial del Acuario y gran divulgadora de sus especies.

"La alimentación es muy variada. Hay animales que se alimenten varias veces al día y otros, una o dos veces a la semana. Por ejemplo, el cocodrilo come un pollo a la semana y corazón de ternera. Las nutrias comen solo pescado: trucha, salmón, perga. Las arapaimas comen merluza, maíz, guisantes, plátanos, fresas, zanahorias... Y los monos son omnívoros, les gusta la carne, el pescado, las lentejas, las fresas o el yogur", cuenta Gabriela.

Además, el Acuario mantiene las inmersiones de buceo en el tanque central (de 47 metros de largo, por 12 de ancho y 9 de profundidad), en colaboración con la empresa HammerSea. Un 'bautizo' de buceo para una persona inexperta cuesta 90 euros y una sesión para alguien experto, 60 euros.

Etiquetas