Zaragoza

Zaragoza

Los despistes de los conductores causan uno de cada tres accidentes de tráfico

El 96% por ciento de los incidentes de tráfico que se producen en las calles de la capital aragonesa se deben a infracciones de conductores, peatones o ciclistas, la mayoría de ellas por faltas de atención, negligencias y cambios de carril.

Los despistes de los conductores causan un tercio de los accidentes
ARCHIVO

Un 96% por ciento de los accidentes de tráfico que se producen en las calles de Zaragoza se deben a infracciones de los usuarios de la vía pública, mientras que tan solo un 4% tienen su origen en causas ajenas, como el mal estado de la vía, las condiciones atmosféricas o averías en el vehículo, según datos recogidos por la Policía Local de Zaragoza. Entre las faltas más cometidas se encuentran las derivadas de faltas de atención, que son el origen de un 30% de las incidencias de circulación que tienen lugar en la capital aragonesa. Solo durante el 2012 se produjeron casi un millar de accidentes por este motivo, casi un tercio de los 3.316 que tuvieron lugar en el casco urbano.

“Cada vez se producen más accidentes por distracciones relacionadas con la tecnología, como el GPS o, sobre todo, el teléfono móvil. Los conductores ya no suelen coger llamadas mientras están al volante, pero no se dan cuenta de que estar leyendo o escribiendo mensajes es tanto o más peligroso”, advierte Miguel Ángel Bernal, delegado de Stop Accidentes en Aragón: “El simple hecho de bajar la vista durante un segundo puede ser la causa de un accidente, ya que en ciudad se producen muchas situaciones imprevistas y ese breve espacio de tiempo puede ser la diferencia entre poder reaccionar o no”.

Tras las faltas de atención y las distracciones, la segunda causa más común de los accidentes que se producen en Zaragoza son las negligencias. Uno de cada cuatro incidencias circulatorias se debe a este motivo -causó 876 sucesos de diversa consideración-, tras el que se sitúan los cambios de carril (525) o no respetar la preferencia (135). Ignorar o no respetar las señales semafóricas también causó más de un centenar de accidentes: “Pasar un semáforo cuando ya se ha puesto en rojo o acelerar cuando se pone en ámbar para no esperar un minuto supone arriesgar nuestra integridad y la del resto de conductores o peatones. Son cosas que no nos planteamos hasta que pasan y pensamos que nunca tendrán consecuencias, pero a veces las tienen”, asegura Bernal.

Por último, los giros en zonas prohibidas causaron 64 incidentes, mientras que la circulación a una velocidad inadecuada motivó casi un centenar. “La pacificación de muchas calles de Zaragoza ha sido muy importante para reducir tanto el número de accidentes como los daños que causan. Sin embargo, es necesario que la gente respete la velocidad establecida para esas vías, ya que la diferencia entre circular a 50 kilómetros por hora o bajar a 30 es de perder unos segundos, y ese pequeño esfuerzo puede evitar desgracias o que cuando se produzca un incidente sea mucho menos nocivo”, explica el delegado regional de Stop Accidentes.

El alcohol, presente en un 7% de los accidentes

Aunque el número de positivos en los controles etilométricos se ha ido reduciendo año tras año, la Policía Local de Zaragoza detectó durante el 2012 una media de 130 conductores al mes que circulaban bajo la influencia del alcohol.

De los más de mil conductores que cometieron algún delito contra la seguridad vial en Zaragoza durante el año pasado, el 65% fueron denunciados por este motivo, algunos de ellos tras haber provocado un accidente. De hecho, los agentes realizaron 2.637 pruebas de alcoholemia en accidentes, de las que solo 176 (un7% del total) dieron positivo.

La mayoría de los accidentes son colisiones

En cuanto al tipo de incidencias que afectaron al tráfico zaragozano, la gran mayoría fueron colisiones. En 2012 se produjeron 1.988 choques entre dos o más vehículos, un 60% de los 3.316 que tuvieron lugar en la capital aragonesa. La mayoría de las colisiones fueron laterales (38%), seguidas de las de alcance (22%), las frontolaterales (21%) y las posteriores (18%), provocadas por un vehículo que circulaba marcha atrás.

Tras las colisiones, el siguiente tipo de accidentes fueron los choques contra obstáculos -en 2012 se dieron 522 casos-, como mobiliario público, vallas o señales de tráfico. También se produjeron 324 atropellos, una cifra que solo representa el 10% de todos los sucesos. Sin embargo, los peatones son las principales víctimas de accidentes de tráfico en Zaragoza y, junto a los motoristas, representan el 90% de los fallecidos. Por último, a lo largo del año pasado se dieron 152 incidencias por salidas de la vía, 175 por caídas de motoristas o bicicletas y 155 de otra tipología.

Etiquetas