Despliega el menú
Zaragoza

Obras

La carretera de Madrid, una calle más de Zaragoza

Continúan las obras de reconversión de esta vía que durarán un mes y obligarán a desviar los coches por la calzada de servicio anexa al centro comercial Alcampo.

Las obras de reconversión de la carretera de Madrid en una vía urbana se centrarán a partir del próximo lunes día 1 de julio en el tramo Orión- San Juan Bautista de la Salle y en la calzada sentido entrada Zaragoza desde Aldebarán hasta Orión, incluyendo la rotonda.

Dicha rotonda quedará anulada para la circulación, desviando los coches por la vía de servicio anexa al centro comercial Alcampo, ha informado este viernes el Ayuntamiento de Zaragoza.

El pasado 6 de mayo, ha recordado el consistorio, se reanudaron los trabajos de adaptación de la antigua carretera, que se realizan aprovechando una partida de 1,5 millones de euros que aportó el Ministerio de Fomento en 2011 junto con el cambio de titularidad del vial.

Se trata como en todos los casos en los que hay una transferencia de titularidad de una cantidad baremada en función de los kilómetros de vial afectado.

Las primeras actuaciones, por valor de 900.000 euros, comenzaron hace dos años, pero la crisis ha obligado a dividir las aportaciones ministeriales, de manera que los trabajos que se realizan en la actualidad tienen un presupuesto de 300.000 euros.

El tramo en el que se intervendrá a partir del lunes se extiende desde las inmediaciones de la calle Orión hasta el puente de acceso a la calle San Juan Bautista de La Salle.

La obra se centra en la construcción de una mediana, dotada con los servicios correspondientes, que transforma la antigua carretera en una calzada urbana y consigue la uniformidad estética con la vecina Vía Hispanidad.

Así, se utiliza pavimento de adoquín, delimitado con bordillos de hormigón y se incluye la realización de alcorques, dotados de riego por goteo con su correspondiente plantación, la colocación de sumideros, el alumbrado público y las canalizaciones semafóricas.

"Poco a poco y sin grandes molestias para los ciudadanos vamos cambiando el aspecto y el concepto de una vieja carretera nacional, que funciona ya como una calle más de la ciudad", ha señalado la concejala de Infraestructuras, Lola Campos.

Además de progresar en la construcción de la mediana de la antigua carretera de Madrid, desde el próximo lunes se trabajará también en la calzada sentido entrada ciudad, entre Aldebarán y Orión, para llevar desde la zona de la mediana hasta el arcén el desagüe de los sumideros y realizar después el saneamiento de la capa asfáltica.

Esta intervención, que durará un mes, obligará a desviar los coches por la calzada de servicio anexa al centro comercial Alcampo.

La semicalzada en sentido salida de la ciudad no sufrirá ninguna alteración.

Etiquetas