Zaragoza

Zaragoza

La USJ y la UZ estudian ocupar parte del Pabellón de España

Ambas instituciones han visitado el edificio de Patxi Mangado, que ya trabaja en el proyecto de remodelación. Delegación intentará salvar ?un par de años? el Instituto del Cambio Climático con personal propio tras tumbarlo el Gobierno central.

La USJ y la UZ estudian ocupar parte del Pabellón de España
G.M.

El pabellón de España se ha convertido en uno de los espacios más deseados de la capital aragonesa. Tras el varapalo del Gobierno central, que ha incluido en su lista negra el proyecto del Instituto de Cambio Climático (I2C2), varias entidades optan a ocupar los metros cuadrados del emblemático edificio de la Expo.

Su arquitecto, Patxi Mangado, trabaja ya en el proyecto de reforma que habilitará el pabellón para nuevos usos, que apuntan a ser formativos, dado el interés que han mostrado tanto la Universidad de Zaragoza (UZ) como la de San Jorge (USJ).

La UZ ya preguntó por el edificio nada más acabar la Expo, antes de que se anunciara la intención de crear el I2C2, que pretendía convertirse en centro de referencia e investigación en materia de medio ambiente y cambio climático. Tras varios años de retrasos, y con el anuncio de la semana pasada de dar carpetazo al proyecto, en el campus aragonés han vuelto a poner el ojo en el pabellón. La idea es recuperar la Escuela Internacional de Energía.

Igualmente, la USJ podría recalar en Ranillas. Una delegación de la universidad privada aragonesa ha visitado las instalaciones para estudiar lo espacios disponibles y su posible utilidad, de gran valor para la entidad dada su ubicación en la capital aragonesa.

De esta forma, el Gobierno central, propietario y responsable actual de la gestión del pabellón, intenta dar vida a sus 8.000 metros cuadrados, abandonados hasta la fecha tras la clausura de la Expo de Zaragoza de 2008. Desde entonces, el edificio ha tenido que ser vallado ante los daños aparecidos en la estructura exterior. La caída de losetas del peculiar 'bosque' de columnas era un peligro para los viandantes.

Último intento por el I2C2

Con motivo de la reforma de la administración local que ha emprendido el Gobierno de Mariano Rajoy, el Consejo de Ministros anunció la semana pasada la intención de suprimir el consorcio del Instituto de Cambio Climático, una iniciativa nacida en la resaca de la Expo, como gestor y motor de su legado.

Hasta la fecha, la escasa actividad registrada en el I2C2 se llevaba a cabo en las dependencias de la Delegación del Gobierno. Tras el anuncio del pasado viernes, el Consejo Rector del I2C2 -formado por los ministerios de Economía y de Medio Ambiente, la DGA, la Universidad de Zaragoza y el CSIC-, ha convocado una reunión para el próximo mes de julio.

En este encuentro se analizarán las posibles salidas que quedan encima de la mesa, que no son muchas. Desde Delegación apuntan que se podría salvar el proyecto con parte de su propio personal y de los miembros del Consejo Rector.

De esta manera se mantendría un pequeño grupo de trabajo de la idea primigenia, “al menos durante dos años”, gracias a la dotación económica de que dispone presupuestada -unos dos millones de euros-, hasta que lleguen tiempos mejores.

Etiquetas