Despliega el menú
Zaragoza

Tráfico

Más de 1.000 conductores cometieron algún delito de tráfico en Zaragoza

La mayoría de los denunciados en 2012 conducían bajo la influencia del alcohol o superaban la tasa permitida. Un centenar de personas circulaban sin haber obtenido el carné y a casi 200 se lo habían retirado.

Un coche destrozado tras una carrera ilegal en Zaragoza
Más de 1.000 conductores cometieron algún delito de tráfico en Zaragoza
O. DUCH

Más de un millar de conductores cometieron algún delito contra la seguridad vial en las calles de Zaragoza durante el año pasado, por lo que fueron detenidos y citados a juicio o imputados. Según datos de la Policía Local de la capital aragonesa, hasta 1.020 personas recibieron denuncias por infringir el Código Penal al volante de un vehículo, en la mayoría de los casos por conducir en estado de embriaguez.

En el 65% de los casos los delincuentes viales denunciados conducían bajo la influencia del alcohol, bien porque superaban el límite penal de 0,60 miligramos por litro de aire respirado -o 1,2 gramos por litro en sangre- o porque los agentes observaron síntomas evidentes de ebriedad en el conductor. De esta forma, 671 personas cometieron algún delito relacionado con la conducción tras haber consumido alcohol, aunque en 38 de los casos la infracción fuera negarse a someterse a la prueba.

Los conductores imputados por estas acciones ilegales pueden enfrentarse a penas de prisión de entre tres y seis meses y a la retirada de carnet entre uno y cuatro años, por lo que solo acabarían en la cárcel si ya cuentan con antecedentes. Acabar con estas infracciones sigue siendo la principal batalla de la DGT y el resto de autoridades, ya que casi la mitad (47,3%) de las personas que murieron en 2012 en las carreteras españolas analizadas por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF) habían consumido alcohol, drogas o psicofármacos.

"La gente cada vez está más concienciada, pero todavía se dan demasiados casos", asegura Miguel Ángel Bernal, delegado de Stop Accidentes en Aragón: "Los conductores deben entender y asimilar que para salir a cenar o tomar algo, si se va a beber alcohol, hay que dejar el coche en casa y usar el transporte público, ya que no solo pones en riesgo tu vida, sino la de todos aquellos conductores y peatones que se cruzan contigo".

Pero el alcohol no es la única sustancia prohibida para los conductores, ya la Policía Local de Zaragoza también realizan pruebas complementarias a aquellas personas que muestran síntomas de encontrarse bajo la influencia de alguna droga tras dar negativo en el control etilométrico. Por este hecho fueron condenadas 25 personas, nueve de las cuales habían causado algún accidente. Y es que las colisiones, choques u otros incidentes suelen poner a los agentes sobre la pista de posibles delitos contra la seguridad vial y en otros 150 accidentes alguno de los implicados superaba las tasas permitidas de alcohol.

Conductores sin carné

Después de la conducción bajo el efecto de sustancias prohibidas, el segundo delito más cometido al volante por los zaragozanos es el de circular sin el carné, bien porque nunca lo habían obtenido o porque se les había retirado. A lo largo de 2012, los agentes municipales detectaron en sus controles habituales la nada despreciable cifra de 100 personas que conducían algún vehículo sin haber obtenido nunca el carné, mientras que otras 139 habían perdido todos los puntos y a 56 se lo habían retirado por cometer alguna infracción grave.

Entre el resto de los delitos, más minoritarios, destaca el de conducir con exceso de velocidad, cometido por 18 personas en 2012, que, al tratarse de un casco urbano, superaron los límites de velocidad establecidos en al menos 60 kilómetros por hora. De esta forma, estas personas debían circular a más de 110 kilómetros por hora en una vía normal, o de 90 en una pacificada. El resto de las denuncias se debieron a homicidios por imprudencia grave (2), lesión dolosa (1), lesión por imprudencia grave (2), conducción temeraria (9) o poner en grave riesgo la circulación (2).

130 positivos al mes

Al margen de los conductores que cometieron delitos al volante de sus vehículos, fueron muchos más los que cometieron infracciones menos graves en Zaragoza. En total, la Policía Local detectó cada mes más de un centenar de casos de personas que conducían bajo la influencia del alcohol por las calles de la capital aragonesa. Una peligrosa práctica que se ha reducido poco a poco en los últimos años, pero que sigue vigente entre los conductores zaragozanos. El año pasado se realizaron 30.108 pruebas de alcoholemia en la ciudad, de las que 1.561 arrojaron un resultado positivo, mientras que 43 personas se negaron a someterse a la prueba.

Aunque la mayoría, 28.504 conductores, dieron negativo, un 5,2% de los que pasaron la prueba superaron el límite de alcohol permitido. Una media de 130 positivos al mes, una cifra inferior a la de años anteriores que pone de manifiesto la cada vez mayor concienciación de la población. De hecho, la cifra de positivos de 2012 es la menor desde 2003, aunque en este año solo se efectuaron 18.747 controles, frente a los 30.108 del año pasado.

No obstante, la cifra más significativa es la que indica el porcentaje de positivos respecto al número de test, que también es la más baja desde el año 2004. A lo largo de 2012, un 5,2% de los conductores que se sometieron a la prueba superaron la tasa permitida, frente al 5,62% de 2011 o el 5,76% de 2010. Los niveles más importantes se dieron entre 2006 y 2009, años en los que se superó el 7% de positivos y los 2.000 denunciados anuales.

Etiquetas