Despliega el menú
Zaragoza

Huelga de limpieza

Continúan las negociaciones sin un acercamiento definitivo

Sindicatos y empresas intentan, desde primera hora de la mañana, llegar a un acuerdo para renovar el convenio colectivo de las limpiadoras. Son 19 los puntos conflictivos.

Concentración de las limpiadoras en huelga
Buey ve ejemplar la huelga de limpieza y critica la actitud de empresas

Sindicatos y empresas de la limpieza de los hospitales dependientes del Salud continúan reunidos en el SAMA para intentar alcanzar un acuerdo.

Este miércoles, la patronal hizo una nueva propuesta a la que los representantes de los trabajadores han respondido presentando un documento a primera hora de este jueves.  A media mañana, fuentes de CC.OO. reconocían a Heraldo.es que seguía habiendo cerca de 19 puntos conflictivos que impedían la renovación del convenio colectivo de los trabajadores de la limpieza. A primera hora de la tarde anunciaban desde el mismo sindicato que había ligeros acercamientos pero que seguían lejos de alcanzar un acuerdo definitivo.

HERALDO DE ARAGÓN publicaba este jueves en su versión impresa que si la reunión en el SAMA no concluye con un acuerdo, las limpiadoras acamparán a partir de las 20.00 en la plaza de la Convivencia de la Zaragoza.

Un mes de huelga  

Tres despidos, tres detenidos, dos personas en huelga de hambre y varias denuncias ante la Inspección de Trabajo, ese es el balance tras un mes de huelga de la limpieza en centros hospitalarios. 

El pasado 20 de mayo los sindicatos CC.OO., UGT, CGT, CSI-F y OSTA anunciaron el comienzo de la huelga indefinida en el sector ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo con las empresas concesionarias para renovar el convenio colectivo. La reforma laboral establece que si para el día 7 de julio no hay un acuerdo, pasará directamente a aplicarse el convenio sectorial sobre estos 1.500 trabajadores, lo que les supondría pasar a cobrar el salario mínimo interprofesional y un fuerte aumento de jornada.

Este jueves, a 17 días de la fecha límite, se han reunido de nuevo en el SAMA la patronal y los representantes de los trabajadores después de que las negociaciones estuvieron encalladas hasta esta semana debido principalmente a tres motivos: la consideración del hospital Miguel Servet como un centro único, las plantillas mínimas y la ultraactividad del convenio.

Ultraactividad, el punto crítico

Estaban Lauroba, secretario de Acción Sindical de la Federación de Servicios de UGT-Aragón, dejaba muy claro este lunes que no estaban dispuestos a ceder en el tema de la ultraactividad, punto que consideran más importante en las negociaciones. Los representantes de los trabajadores pretenden que el nuevo convenio colectivo contradiga la reforma laboral de 2012 y fije la ultraactividad indefinida para que la próxima vez que haya que firmar un convenio no haya una fecha límite, como sí sucede ahora: "Así no tendrían que hacer una huelga para defender su convenio", explica Lauroba.

La Asociación Profesional de Empresas de Limpieza (ASPEL), sin embargo, ha afirmado siempre que la ultraactividad indefinida es algo "totalmente inasumible que contradice lo firmado en las provincias por esos mismos sindicatos" y propone tres años de plazo para renovar el próximo convenio.

Despidos y huelga de hambre

A falta de conocer el contenido de la propuesta de la patronal ni lo que ocurrirá este jueves en el SAMA, los celadores José Luis Martínez y Ángel Hidalgo continúan su huelga de hambre como gesto de solidaridad con sus compañeras. Un poco débil y con seis kilos menos pero "bien de salud y con fuerzas para continuar", Martínez asegura a Heraldo.es que, pase lo que pase, no abandonará hasta que las empresas no readmitan a las tres limpiadoras despedidas el 30 de mayo.

Las trabajadoras formaban parte de los servicios mínimos del hospital Miguel Servet de Zaragoza y fueron despedidas, según las empresas, por "no cumplir con su trabajo", pero Martínez asegura que continúan participando en las concentraciones y que han recibido dinero de las cajas de resistencia.

Pese a unos servicios mínimos establecidos del 100% en varios centros hospitalarios, los pitos de las limpiadoras continúan oyéndose cada día frente al edificio Pignatelli de Zaragoza y los sindicatos califican de total el seguimiento de la huelga

Hasta esta semana todas las concentraciones se habían sucedido de forma pacífica, pero este martes tres manifestantes fueron detenidos por la Policía Nacional en un intento de acceder a la consejería de Sanidad. Los tres se enfrentan ahora a cargos por cuatro delitos: atentado, resistencia y desobediencia a la autoridad y alteración del orden público.

Etiquetas