Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

"A según qué horas, prefiero aparcar el coche en otro sitio"

Los vecinos del Barrio Jesús denuncian el estado de un solar en la avenida de Cataluña, convertido en un aparcamiento público.

Solar junto a Casa Solans
"A según qué horas, prefiero aparcar el coche en otro sitio"
T. M.

¿Una molestia o un beneficio? Esta es la pregunta que se cuestionan en la Asociación de Vecinos Barrio Jesús si hacen referencia a un solar de propiedad privada, sito entre las avenidas de Cataluña y Puente del Pilar, que desde 2010 hace las veces de aparcamiento público. “Muchos vecinos lo tienen como punto de referencia para dejar sus vehículos cada tarde cuando vuelven a casa. Bien porque no tienen plaza de parquin o bien porque es más cómodo para cualquiera aparcar debajo de su vivienda”, explica Raúl Gascón, presidente del colectivo. 

“El problema ya no es que estacionen más o menos coches en un determinado momento, es que las prácticas que se llegan a realizar en el solar son de lo más alucinante. Desde cambiar el aceite a basurero improvisado. Y, por supuesto, lugar de esparcimiento para perros con la correspondiente sorpresas de heces caninas en cualquier esquina”, comenta Gascón.

Una situación que se ha convertido en una de las preocupaciones vecinales más “importantes” para quienes residen en el entorno. “Realmente el espacio está compuesto por dos solares. Uno de ellos, el que confluye con la calle de Muel, fue vallado hace un tiempo, tras una denuncia vecinal. Al menos eso es lo que creemos, ya que no lo sabemos con total seguridad”. “Lo que no tenemos muy claro es por qué solo cercaron uno de los dos solares, cuando ambos son del mismo propietario”, argumenta Raúl Gascón."Se ve casi de todo"

Cuestión que también se preguntan los residentes de la zona. “Yo he visto de todo, incluso a gente que, quizá como no tienen otro sitio donde ir, duermen en sus furgonetas”, comenta la zaragozana Maribel Agudo, vecina del Barrio Jesús. “El problema es que si están muchos días, la basura que acumulan también la dejan allí”, dice la joven. “Para mí lo peor son los excrementos de perros. Más de una vez he bajado de mi coche y he llegado a casa con alguna sorpresa”, dice Alberto Gómez, que también reside en la zona. “Eso sí, a según qué horas, prefiero intentar aparcar en otro sitio, aunque tenga que dar más vueltas, porque aquí se ve casi de todo”, asegura Gómez.

“Esta situación lleva más de tres años denunciada ante Urbanismo, por permitir que bajo nuestras ventanas suceda de todo. Se han aportado fotografías de acampada, talleres de vehículos improvisados, defecaciones constantes de animales y personas, abandono de basuras, de ropas… Vamos, un primor. Y las autoridades miran hacia otro lado porque les viene bien que algunos lo usen como estacionamiento”, apunta B. P. P, vecina de la avenida Puente del Pilar 29.

Y es que, al tratarse de un espacio de propiedad particular, tampoco la Policía “tiene competencia para entrar y mantener el orden”, comenta el presidente de la asociación de vecinos del barrio. “Es más complejo de lo que parece. No sé si llamándoles en el caso de que surgiera altercado alguno podrían actuar, imagino que sí. Lo que está claro es que controlar el uso del solar no es tarea suya”, apunta Gascón.

“Desde la agrupación hemos remitido las quejas vecinales, en varias ocasiones, tanto a la junta de distrito como a Urbanismo. Este jueves, de hecho, volveremos a insistir en el pleno de la junta, para que se tomen las medidas oportunas”, concluye Raúl Gascón.

Etiquetas