Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

Retrasos de diez días en el centro de salud de San José Sur

La implantación de la receta electrónica está afectando al trabajo de los médicos y causando demoras, según reconocen desde el centro.

Centro de Canal Imperial-San José Sur.
Retrasos de diez días en el centro de salud de San José Sur
SALUD

Conseguir cita con el médico en el centro de salud de Canal Imperial-San José Sur de Zaragoza, que atiende a vecinos de Torrero y San José, cuesta hasta diez días. El centro acumula importantes retrasos desde hace un mes por los cambios generados por la implantación de la receta electrónica.

"Tenemos retrasos por la aplicación de la receta electrónica. Algunos médicos tienen hasta diez días de retraso, otros menos, pero si es una urgencia se les atiende cuando vienen. Llevamos un mes aplicando el nuevo sistema. El médico pierde ahora bastante tiempo con cada paciente debido al nuevo sistema informático", explican desde el propio centro, situado en el Paseo de Colón.

La asociación de vecinos Venecia-Montes de Torrero es muy crítica con estos retrasos. "En el último mes hemos recibido muchas quejas de los vecinos por el retraso en las citas. Es incomprensible que tarden diez días en dar cita y lo justifiquen con la receta electrónica. En esta zona del barrio hay mucha gente mayor a la que se le está causando un trastorno. Hacía años que no sufríamos estros retrasos en el centro de salud", afirma Javier Grassa, presidente de la Asociación de vecinos de Venecia-Montes de Torrero.

"Con estos retrasos no es de extrañar que luego se saturen las Urgencias", se lamenta Jacinto, un vecino afectado y usuario del centro de salud.

Este centro de salud es uno de los últimos de la ciudad que ha implantado el nuevo sistema de la receta electrónica. Los centros de Valdefierro y Parque Goya fueron los primeros que comenzaron en Zaragoza, el pasado mes de noviembre. Y desde principios de mayo, la receta electrónica esta a pleno rendimiento en toda la ciudad.

La receta electrónica comenzó a funcionar en Aragón en febrero de 2012 en Cariñena y su uso se está extendiendo de manera progresiva. Está previsto que a lo largo de este año llegue a toda la Comunidad.

Desde la DGA han explicado en varias ocasiones que es un sistema más cómodo y seguro de prescribir y dispensar los medicamentos, y que permite un gasto farmacéutico ajustado al consumo real. En teoría, la receta electrónica también reducirá el excesivo trabajo burocrático de los médicos.

Etiquetas