Despliega el menú
Zaragoza

En Aragón

El número de personas mayores al volante crece hasta las 92.000 en Aragón

Es consecuencia del envejecimiento de la población y de una mayor actividad de este colectivo, que sufre 500 muertes al año en carretera en España. Piden mejoras en vehículos y señalización.

El censo de conductores, al igual que el de población, envejece. En Aragón, el número de personas mayores de 65 años al volante ha crecido un 31% en la última década, hasta superar los 91.000 carnés. Una tendencia similar a la registrada en el conjunto del país, donde en la actualidad esta cifra llega a 3,1 millones.

Por su especial vulnerabilidad, principalmente en las edades más avanzadas, el sector de la automoción estudia cómo mejorar la seguridad de este colectivo de conductores. Organismos como la DGT, centros de investigación y universidades están desarrollando planes que reduzcan su nivel de siniestralidad. Cada año, unas 500 personas de esta edad pierden la vida en un accidente de tráfico.

Para reducir estas cifras, el RACC ha elaborado un estudio en el que pregunta a los conductores de mayor edad cuáles son sus hábitos al volante y sus necesidades. El informe resalta que uno de cada tres mayores de 74 años utiliza el coche a diario.

Además, un 65% de ellos tiene previsto continuar conduciendo los próximos cinco años, ya que la mitad de los que actualmente cuenta con carnet de conducir asegura que su calidad de vida se vería afectada si la salud o cualquier otro motivo les impidiera coger un volante.

Los encuestados valoran positivamente dispositivos en el vehículo como el regulador de velocidad, el navegador, la ayuda de aparcamiento o el cambio automático. Sin embargo, reconocen que la carga y descarga del maletero es una de las acciones que con más dificultad realizan y piden una distribución más cómoda de los mandos del coche, que se adapten en algunos casos a sus condiciones de movilidad.

Por otro lado, más del 30% de estos conductores lamentan que las señales de tráfico presentes en la carretera son insuficientes, y solicitan mejores indicaciones para orientarse en sus itinerarios.

Los especialistas trabajan para aumentar el nivel de seguridad de las personas mayores al volante, con el fin de prolongar su capacidad de conducción y reducir riesgos. Sin embargo, llega un momento en el que la salud supone una barrera insalvable. Se calcula que el 25% de los hombres en esta franja de edad y el 39% de las mujeres han desistido de conducir.

Menos carnés nuevos

Otras de las causas del envejecimiento del censo de conductores en Aragón tiene que ver con el número de carnés expedidos. La crisis económica y el paro juvenil han frenado la llegada de nuevos conductores.

En 2011, apenas fueron 13.000 los permisos expedidos en la Comunidad, donde residen 130.000 jóvenes de entre 18 y 25 años, lo que reduce el ritmo a niveles de hace 30 años. En los últimos cinco años, los nuevos carnés para toda clase de vehículos se han reducido un 45,2% y un 37% los de turismos.

Etiquetas