Despliega el menú
Zaragoza

Salud

Los aragoneses pagan el doble en medicamentos por el copago

Los pacientes de la Comunidad han pasado de pagar alrededor del 6% del precio de los medicamentos a una media de más del 12%. En el primer trimestre de 2012 aportaron 5,9 millones de euros y en el de este año ya llevan casi 11.

Una farmacéutica zaragozana enseña las nuevas recetas del copago
Los aragoneses pagan el doble en medicamentos por el copago
O. DUCH

El copago de los medicamentos y la desfinanciación de fármacos han supuesto un importante ahorro para el Gobierno de Aragón, que entre julio de 2012 –cuando comenzó a aplicarse- y abril de 2013 ha reducido su gasto hasta 42 millones de euros con respecto al mismo periodo de los años anteriores –según datos del Ministerio de Sanidad-, pero también se ha convertido en una nueva traba para los ciudadanos. Aunque la reducción del desembolso de la Administración también debe explicarse con el uso de genéricos y a una importante disminución del número de recetas facturadas por las farmacias, los pacientes también han contribuido con su dinero a reducir la factura administrativa.

Desde la aplicación del copago, los aragoneses aportan el doble al gasto farmacéutico de la Comunidad, ya que han pasado de pagar alrededor del 6% del precio total de los medicamentos a sufragar más del 12%. Entre enero y junio de 2012, en ningún mes se superó la barrera del 5,8% de aportación de los pacientes, mientras que desde que comenzaron a aplicarse las nuevas medidas se ha llegado a alcanzar el 12,3%, según datos aportados por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza extraídos de los informes del órgano nacional.

Pero el gran aumento del esfuerzo de los aragoneses también se refleja en cifras absolutas. Solo en los tres primeros meses de este año ya han aportado cinco millones de euros más que en el mismo periodo de 2012, pasando de 5,9 millones de euros a 11 debido a las medidas aprobadas por el Gobierno central.

Esta fórmula ha afectado especialmente a los enfermos crónicos y los jubilados, que desde el verano pasado tienen que pagar el 10% de los medicamentos -con unos límites de gasto de entre 8,14 y 61,08, según su renta-. “Estamos indignados. Los pensionistas somos un colectivo muy vulnerable que está sufriendo constantes varapalos. El copago es una injusticia añadida que está generando mucho nerviosismo entre las personas que no llegan a fin de mes y en ocasiones no pueden ni comprar las medicinas”, protesta Avilio Ruiz, secretario de Política Social de la Federación de Pensionistas y Jubilados de CC.OO.

Las farmacias también pierden

Pero los usuarios del Salud no han sido los únicos perjudicados por este nuevo modelo, que también está afectando a las farmacias aragonesas. Solo en 2012, cada una facturó una media de 58.389 euros menos que en 2011, en gran parte debido a la caída del número de recetas facturadas. “Durante los últimos 13 años se había mantenido un crecimiento lento pero constante en la venta de recetas, pero desde que comenzó el copago no paran de descender. En febrero, por ejemplo, cayeron un 17%”, asegura Ramón Jordán, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza.

“La facturación de la mayoría de las farmacias se ha reducido entre un 20 y un 30%, aunque hay algunas mucho más afectadas ya que dependen en un porcentaje mucho más alto del Sistema Nacional de Salud, como las rurales”, indica Jordán.

Además, según ha denunciado recientemente la Federación de Empresarios de Farmacia Españoles (FEFE), la DGA debe 25 millones de euros a las farmacias de la Comunidad. Una cifra todavía alejada de las comunidades con más deuda, como la Comunidad Valenciana (450 millones), Cataluña (301) o Murcia (130).

Etiquetas