Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

La Fiscalía pide 10 años de cárcel a un acusado de violación

El acusado, un inmigrante senegalés, asaltó a dos mujeres en diciembre de 2012 en la calle zaragozana de Gómez de Avellaneda.

El fiscal pedirá 10 años de prisión para un hombre al que responsabiliza de robar a dos mujeres a las que asaltó de madrugada en el casco urbano de Zaragoza con un cuchillo y de agredir sexualmente a una de ellas.

Ambos sucesos, que serán enjuiciados el próximo lunes en la Audiencia de Zaragoza, ocurrieron sobre las 05.00 de la madrugada del 7 de diciembre de 2012 en la avenida Gertrudis Gómez de Avellaneda de la capital aragonesa.

Según relata el ministerio público en su escrito provisional de acusación, el acusado, un inmigrante senegalés, esgrimió su arma, de 13 centímetros de hoja, ante el pecho de su primera víctima y le gritó "dame el dinero o te mato".

Al no obtener respuesta de la mujer, el acusado la tiró al suelo, le colocó encima la rodilla para inmovilizarla y le puso el cuchillo en el cuello al tiempo que le instaba a dirigirse a un cajero para sacar dinero de su cuenta.

Sin embargo, al levantarse la víctima, el procesado le cogió su mochila, en la que portaba su ropa de trabajo y comida, y huyó a la carrera.

Posteriormente, el acusado siguió a una mujer hasta el portal de su domicilio, también en la avenida Gertrudis Gómez de Avellaneda, y la empujó al interior del portal con la intención de atracarle.

El presunto agresor, tras obtener de su víctima 28 euros, un teléfono móvil de alta gama y una cámara de fotos, le instó a sentarse en el suelo y a quitarse las medias.

Según el ministerio público, mientras el procesado se desabrochaba el pantalón, la mujer cogió uno de sus zapatos de tacón y le propinó un golpe en el cuello, lo que motivó que el agresor la empujara contra la pared al tiempo que le gritaba "no lo vuelvas a hacer...te juro por mi madre que si me vuelves a dar te rajo".

Sin embargo, la víctima aprovechó un momento en el que el acusado cortaba sus bragas con su cuchillo para coger su zapato de nuevo, golpearle en el cuello y salir huyendo escaleras arriba pidiendo auxilio.

El presunto agresor fue detenido unos minutos después en la calle Antonio Saura de la capital aragonesa con la navaja que presuntamente había empleado en los robos.

Etiquetas