Despliega el menú
Zaragoza

Educación

"Damos clase en la calle porque no queremos volver al pasado"

Varios institutos de Zaragoza, como el Miguel Servet, dan clase este lunes en la calle para protestar contra la reforma educativa.

Clase en la calle del IES Miguel Servet
"Damos clase en la calle porque no queremos volver al pasado"
P.F.

Doce chavales de 3º de Diversificación del IES Miguel Servet se sientan en círculo a las diez de la mañana en el jardín del instituto. Hoy toca clase en calle. Hablan de educación sexual y evalúan el corto que han hecho este curso: "En el aire" (ganador del I Premio del Festival de Cine y Salud del Gobierno de Aragón).

Varios institutos de Zaragoza (Miguel Servet, Avempace, Pedro de Luna, Azucarera...) han sacado sus clases a la calle, como protesta contra la reforma educativa. "Hoy es un clase diferente. No nos gustan los recortes y queremos que se vea que estamos en contra", afirma Devra, de 15 años, en la entrada del IES Miguel Servet. En el futuro le gustaría hacer un grado medio y después uno superior de Educación Infantil. Su profesor, Ignacio Cólera, le informa de que tendrá que pagar por el ciclo superior y ella protesta.

"Salimos hoy a la calle porque no queremos volver al pasado. La LOMCE es un paso atrás en muchos derechos conseguidos. La reforma educativa basa todo en parámetros económicos y en competitividad. La educación es mucho más. No se puede estar haciendo reválidas cada dos años", afirma Ignacio Cólera, químico, profesor de ámbito científico y tecnológico de diversificación.

"Doy clases desde 1984 y este es el peor momento. Hay muchas dudas sobre cómo afectará la LOMCE a la atención a la diversidad. Diversificación es un programa que atiende a alumnos que han repetido algún curso o tienen algún problema. Es un programa específico adaptado a ellos, con grupos reducidos y alumnos muy motivados", apunta Ignacio Cólera.

A Alex, hondureño de 16 años, le gustaría hacer Bachillerato. Gloria, que planea hacer un grado medio de servicios sociales, comenta enfadada que cada año hay que pagar más por los libros y quitan más derechos. "Tengo amigos que lo están pasando mal con la crisis o se han tenido que ir a otro país", comenta Nesrine, argelina de 15. Desirée, de 15, llegó de Colombia hace dos y le está costando un poco adapatarse a los cambios. En el futuro le gustaría estudiar un grado medio de Enfermería.

Termina la clase, toca recreo. Y poco después, otro grupo sale a la clase del patio. Son chavales de 1º de la ESO, clase de Lengua. "¿Tenemos todos el libros. Vamos a acabar de leer 'El último trabajo del señor Luna' y luego lo comentaremos. Ibamos por la página 225...".

Etiquetas