Despliega el menú
Zaragoza

En Zaragoza

Rescatadas tres personas con hipotermia tras caer de una barca al Ebro

Una barca de remos con 12 personas ha chocado con una pilastra del puente de la A2. Nueve han salido solas y los Bomberos han rescatado a tres, trasladadas al hospital con hipotermia.

Lugar del accidente en el Ebro
Rescatadas tres personas con hipotermia tras caer de una barca al Ebro
A. E.

Los Bomberos de Zaragoza han rescatado este domingo por la mañana a tres personas que habían caído de una barca al Ebro. Las tres sufrían hipotermia y han sido trasladadas a distintos hospitales, según informan los Bomberos.

El accidente ha ocurrido a las 10.40, cuando una barca de remos de la Asociación Iberflumen, en la que iban 12 personas (todos adultos), ha chocado contra una pilastra del puente de la A2, aguas arriba de la Expo. La barca ha quedado destrozada por el impacto.

"Todos han caído al agua. Todos iban equipados con chaleco salvavidas y han podido salir solos, excepto tres personas se han quedado atrapadas entre la pilastra y la barca accidentada. Han estado unos 20 minutos dentro del agua, hasta que les hemos sacado, con síntomas de hipotermia porque el agua está fría", explican fuentes de los Bomberos.

Celebraban una regata

Los accidentados participaban en la tradicional regata del Día del Ebro organizada por Iberflumen, en la que compiten dos falúas de esta asociación. Las barcas son de madera y fibra, y pesan unos 800 kilos cada una. Tienen 12 metros de eslora y capacidad para 22 personas.

"Ibamos dos embarcaciones, con 12 tripulantes en la primera y 15 en la segunda. La primera se ha desviado por la corriente y ha colisionado contra uno de los pilares. El impacto ha sido muy fuerte, se ha hecho una fisura, ha entrado agua y ha volcado. Todos los tripulantes iban equipados con chalecos y eso ha evitado un riesgo mayor. Han salido todos menos cinco, que se han quedado agarrados al pilar hasta que han llegado los equipos de rescate. A tres los han sacado los Bomberos", cuenta Pablo Polo, presidente de Iberflumen, testigo del accidente desde la segunda barca.

"Todos los tripulantes, menos dos invitados, tenían experiencia en navegación. El rescate ha ido muy bien. No ha habido momentos de pánico, pero sí de nervios. Cuando he visto que todos estaban bien, he sentido un gran descanso", afirma Pablo Polo. El presidente de Iberflumen lamenta que han perdido la barca y no podrán volver a celebrar la regata.

Etiquetas