Despliega el menú
Zaragoza

Ayuntamiento de La Muela

La falta de interventor paraliza la gestión de La Muela, que no podrá ni pagar las nóminas

La situación bloquea las cuentas y hace imposible celebrar plenos. La oposición avisa de que puede haber «consecuencias penales».

La ausencia de interventor ha paralizado la gestión del Ayuntamiento de La Muela. El equipo de gobierno informó este jueves a los vecinos a través de la web municipal de que esta situación está bloqueando los presupuestos, hace imposible la celebración de plenos y tampoco se podrán pagar ni las nóminas de los trabajadores ni a los proveedores.

El Gobierno de Aragón nombró a una interventora interina en enero de 2012 que tomó posesión de su cargo en febrero. Un año más tarde, mediante decreto de alcaldía, se solicitó el cese de esta funcionaria de habilitación estatal. El competente de resolver este expediente administrativo es el Ejecutivo autonómico. Fuentes municipales aseguraron que se solicitó su cese por los reiterados requerimientos de Hacienda y otras administraciones en los que se decía que los informes eran erróneos o incompletos.

Una semana después de que se notificara a la afectada la solicitud de cese, esta presentó la baja por enfermedad común. Según detallaron desde el Consistorio muelano, el coste económico de esta baja laboral supone al Ayuntamiento 5.055 euros mensuales.

La alcaldía solicitó al Gobierno de Aragón que sustituyeran la baja, pero tras no recibir respuesta y de acuerdo a las instrucciones de Administración Local -según recalcan en todo momento- nombraron a otra persona para este puesto, «siguiendo el modelo de otros municipios, previamente facilitado por el departamento». Esta técnica económica fue nombrada interventora accidental por la DGA el pasado 7 de marzo.

Sin embargo, las quejas de todos los grupos de la oposición llevaron a que esta presentara su renuncia «por no desear asumir la relevante responsabilidad que conlleva, con dudas jurídicas de la validez de su nombramiento y cuya resolución es ajena a ella», según concretan en la nota informativa colgada en la web.

Su renuncia fue a mediados de mayo y, desde entonces, la alcaldesa, Marisol Aured (PP), asegura que «la actividad del Ayuntamiento está paralizada». «Además de que la oposición no colabora, frenan al equipo de gobierno en su lucha por salir adelante», dijo Aured.

Entre las consecuencias de no tener interventora, en la web destacan que no se va a poder llevar a pleno el presupuesto, a pesar de que el borrador está elaborado. Además, tampoco se pueden convocar plenos sin la interventora, ya que todos los expedientes de las sesiones deben ser informados por intervención. También recuerdan que sigue pendiente de presentar la cuenta general de 2011 y que no podrán pagarse las nóminas del próximo mes de los trabajadores municipales ni los vencimientos de plazos o requerimientos ministeriales.

Por su parte, Adrián Tello, portavoz de CHA, aseguró que esta misma semana toda la oposición presentó un escrito al secretario municipal en el que piden un informe de todo lo que ha realizado la interventora accidental, ya que los actos podrían ser plenos de nulo derecho. «En este tiempo, se aprobaron reconocimientos extrajudiciales, hizo informes económicos... y documentos importantes. Y por todo ello podría haber consecuencias legales bastante fuertes», puntualizó Tello.

Además, el portavoz de la agrupación nacionalista aseguró que el nombramiento de la funcionaria accidental es «ilegal» porque era interina y no funcionaria en propiedad -algo que criticaron que no se comprobara desde Administración Local y que fuera aceptado por la trabajadora a sabiendas de que no se podía-.

En cuanto a la primera funcionaria de habilitación estatal, este grupo también llevó al Justicia de Aragón una queja porque consideraban que la petición de cese de la interina se basaba en «acusaciones falsas y totalmente infundadas». Tello también criticó que se haya utilizado la web municipal para contestar al balance de los dos años que había hecho CHA en su blog del partido, ya que al final de la nota se dan una serie de explicaciones sobre las cuestiones que los nacionalistas habían resaltado en su bitácora.

Etiquetas