Despliega el menú
Zaragoza

Sucesos

El TSJA tendrá que decidir si se repite el juicio con jurado por el crimen de San José

Luis Eduardo Chacha fue condenado a 18 años de cárcel por asesinar a su mujer, pero su abogado alega errores en el objeto del veredicto.

El acusado, Luis Eduardo Chacha, durante el juicio.
El TSJA tendrá que decidir si se repite el juicio con jurado por el crimen de San José
GUILLERMO MESTRE

El Tribunal Popular que juzgó el pasado mes de febrero al ecuatoriano Luis Eduardo Chacha Sangucho por estrangular a su mujer en el piso que compartían en la avenida de San José de Zaragoza le declaró culpable de un delito de asesinato, lo que a la postre le supuso una condena de 18 años de prisión. Sin embargo, la defensa ha recurrido el fallo ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), al que ha pedido que se repita el juicio con un nuevo jurado y con otro magistrado presidente. Y lo ha hecho porque entiende que se cometieron errores en la redacción del objeto del veredicto -cuestionario que han de responder los nueve integrantes del Tribunal Popular para concretar los hechos probados- que generaron indefensión en el acusado.

La Sala Civil y Penal del TSJA ha señalado para el 12 de junio la vista del recurso de apelación, en el que el letrado José Cabrejas plantea la nulidad del primer juicio. La defensa no entiende por qué no se preguntó a los jurados en el objeto del veredicto si Luis Eduardo Chacha se entregó y confesó a la Policía el crimen de su esposa, Angélica del Pilar Chusete. El abogado insiste en que así fue, y explica en su escrito que de haberse incluido esta pregunta el acusado podría haber sido mejor tratado en la sentencia. La defensa también cuestiona la forma en que fue redactada la pregunta relativa a la alevosía.

Por si el TSJA no estimase oportuna le repetición del juicio o la convocatoria de un nuevo jurado, la defensa plantea de forma alternativa la revocación de la sentencia. En su extenso recurso de apelación, plantea una serie de argumentos con los que intenta convencer al tribunal de que Luis Eduardo Chacha no debería haber sido condenado por asesinato, sino por homicidio. Por ello, plantea la revisión del fallo para que la pena de 18 años de prisión se reduzca a doce y medio. Por último, Cabrejas solicita al tribunal que aprecie las atenuantes de intoxicación por consumo de alcohol; arrebato; y confesión.

El crimen se produjo la noche del 2 al 3 de julio de 2011, después de que el condenado sorprendiera a un primo suyo con su mujer. Una vez en el domicilio familiar y tras recriminarle la relación, el hombre apretó el cuello a la víctima, de 28 años, y se fue de casa dejándola con un hilo de vida en el dormitorio. Un menor, hijo de la fallecida, estaba en el salón cuando ocurrieron los hechos y avisó a la familia. La pareja tenía también una hija común, cuya custodia ha sido concedida por otro juez a los abuelos paternos y al propio condenado.

Etiquetas