Despliega el menú
Zaragoza

Educación

Decenas de familias tendrán que escolarizar a sus hijos a más de 4 kilómetros

Continúa la polémica tras la adjudicación definitiva de las plazas escolares. Los padres de Rosales del Canal y Tenerías siguen pidiendo la apertura de nuevas aulas. Fapar dice que ha sido un proceso "excepcionalmente caótico".

Una protesta de la plataforma Andando al Cole
La DGA no pagará el comedor y el transporte a los niños desplazados de Rosales del Canal
DARIO PEREZ

Todas las familias que lo solicitaron tienen asignada ya plaza escolar para el próximo curso. Este jueves se han publicado las listas definitivas, con la adjudicación de colegio para los niños que se quedaron sin plaza en primera opción (unos 700 inicialmente). Pero la polémica continúa en determinadas zonas, como Rosales del Canal y Tenerías, con decenas de niños desplazadas fuera de su barrio, en algunos casos a más de 4 kilómetros.

"Esto es una lotería y salga lo que salga, perdemos. Es una situación muy injusta y nos sentimos discriminados", afirmaba Diana Argüelles, madre de uno de los 37 niños que se han quedado fuera del colegio Rosales del Canal, minutos antes de conocer el destino para su hijo. Finalmente le ha tocado el colegio Eliseo Godoy, en la Romareda, a más de 4 kilómetros de su casa.

Inicialmente, 62 niños se quedaron sin plaza en 1º de Infantil en el colegio Rosales del Canal. Después Educación decidió aumentar de tres a cuatro vías y aceptar a 25 niños más. A los 37 restantes se les ha adjudicado ahora plaza en colegios de la Romareda, de Casablanca y también a dos familias en el barrio Oliver, fuera de su zona escolar y en centros que no habían elegido.

Desde la DGA apuntan que a estas dos familias se les ha asignado este colegio porque no rellenaron todas sus opciones y este era el más cercano a su domicilio. Fuentes de Educación añaden que en la zona escolar 5 aún quedan más de medio centenar de vacantes y las familias afectadas podrían pedir un cambio.

La Plataforma Andando al cole ha anunciado que continuará con sus movilizaciones para pedir soluciones en el barrio. La Plataforma pide acoger provisionalemente a estos 37 niños en aulas puente en el colegio Rosales del Canal -que cuenta con espacio suficiente- a la espera de la construcción de un nuevo centro en el barrio.

Otros 33 niños se quedaron fuera del colegio Montecanal y han sido reubicados en el colegio Valdespartera II y en otros centros de la Romareda, por lo que también serán desplazados a varios kilómetros de distancia de sus domicilios.

Continúan las reivindicaciones en Tenerías

Los padres de los 20 niños que se quedaron sin plaza en el colegio Tenerías también han anunciado que continuarán con sus movilizaciones para pedir la apertura de manera excepcional de una tercera vía. En estos casos, Educación les ha dado plaza en colegios del Arrabal, Las Fuentes y el Centro, a una distancia de en torno a 1 kilómetro de sus domicilios.

"A dos familias les han enviado al colegio concertado Cantín y Gamboa, que no habían pedido. No estamos de acuerdo con las soluciones que nos han dado. Seguimos reivindicando un aula extra en Tenerías. Es una propuesta razonable, es técnicamente posible y contamos con el apoyo del colegio, de partidos, asociaciones de vecinos, Fapar y hasta del Justicia", afirma Jesús Caballero, uno de los padres afectados. Han pedido una reunión con la consejera de Educación, Dolores Serrat, pero aún no han tenido respuesta.

Fapar: "Un proceso excepcionalmente caótico"

"La publicación de las listas definitivas es la constatación de la mala gestión del departamento de Educación. Ha sido un proceso de escolarización excepcionalmente caótico. Nunca había habido un proceso en el que se hubiera desplazado a tantas familias como este año. La situación es especialmente grave porque hay soluciones posibles para no tener que sacar a las familias de su barrio", afirman desde la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Aragón (Fapar).

Fapar lamenta que no se busquen otras soluciones para las familias de Tenerías y de Rosales del Canal. Y señala que los colegios concertados de Virgen de Guadalupe y Sagrada Familia, de la zona sur de la ciudad, se han llenado con las segundas opciones de las familias y también con niños que no los habían solicitado. El nuevo colegio concertado Virgen de Guadalupe solo tuvo 9 solicitudes en primera opción, y ahora ha llenado las 25 plazas que ofertaba. El colegio Sagrada Familia tenía 28 vacantes (de un total de 50 plazas), que también ha cubierto.

Fapar hace un llamamiento para que aquellas familias que han sido escolarizadas a más de 1 kilómetro de distancia de su domicilio planteen una reclamación a la Administración.

Etiquetas