Despliega el menú
Zaragoza

Aragón

Cada accidente en las carreteras aragonesas tiene un coste social de 48.613 euros

Un estudio del RACC determina que el coste social de accidentalidad de Aragón es el cuarto más bajo de España.

Accidente mortal en la N-232, cerca de Mallén
Accidente en la N-232, cerca de Mallén
J. M. M.

Aragón lleva años reclamando medidas urgentes para frenar las terribles cifras de accidentes y fallecidos en la N-II y la N-232. Dos vías que, debido al gran tránsito de camiones y vehículos particulares y a las nefastas condiciones de muchos puntos suman cada año varias víctimas mortales.

Son solo dos ejemplos de dejadez por parte del Ejecutivo central, cuya mínima inversión en el mantenimiento de la red de carreteras evita que se eche el freno sobre un buen número de accidentes, que a su vez revierten en un gasto sobre el erario público. Un estudio del Real Automóvil Club de Cataluña (RACC)revela que cada accidente en las carreteras aragonesas tiene un coste social de 48.163 euros.

El coste social de un accidente es "la suma del coste de las ambulancias, de las atenciones médicas, la rehabilitación de lesionados, los materiales de las vías que tienen que ser reparadas...", explica Xavier Ruestes, manager de programas de la Fundación RAAC.

"Se ha calculado en base a 1,4 millones de euros por cada muerto y 219.000 euros por cada herido, sin tener en cuenta los costes emocionales, y se ha comparado con la inversión en mantenimiento de cada tramo homogéneo donde se producen estas víctimas", indica Ruestes.

Para el conjunto de carreteras de España, la relación entre la inversión en mantenimiento y el coste de accidentalidad fue de un 59%.

El coste en Aragón (48.163 euros) no deja de ser una cifra elevada, aunque no es, ni mucho menos, una de las más altas del conjunto del Estado. De hecho, el coste por accidente en Aragón solo es mayor que el de Extremadura (28.691), Asturias (45.101) y Castilla y León (46.102). En el otro extremo se encuentra la Comunidad de Madrid (139.536), Navarra (122.184) y la Comunidad Valenciana (105.721).

La N-2 y la N-232, entre las 'más caras'

Entre las carreteras con más kilómetros de alto coste de accidentalidad (por encima de los 200.000 euros por kilómetro) se encuentran tanto la N-2 (que suma un total de siete puntos negros) como la N-232.

Los responsables de la Fundación RACC se reunieron recientemente con responsables del Ministerio de Fomento. "Les trasladamos que, ya que en dos años se ha reducido un 38% la inversión en mantenimiento de las carreteras, al menos se gaste de manera eficiente, dando prioridad a aquellas inversiones que resulten más rentables desde el punto de vista de salvar vidas", concluye Ruestes.

Etiquetas