Despliega el menú
Zaragoza

Aragón

Compro coche viejo... que necesito uno nuevo

Prolifera la adquisición de vehículos de más de diez años en desguaces o por internet, algunos incluso inutilizables, para canjearlos con el plan Pive.

La picaresca, también en el plan Pive
Compro coche viejo... que necesito uno nuevo
HA

Zaragoza. Vendo Seat Toledo para plan Pive. 300 euros. Anuncios como este proliferan en internet a raíz de la puesta en marcha del programa de ayudas para la compra de un automóvil nuevo. O lo que es lo mismo, la pillería vuelve a hacer negocio.

La idea no es otra que adquirir un coche de más de diez años de antigüedad, sea cual sea su estado, para presentarlo a cambio de la ayuda del plan Pive a la hora de comprar un vehículo nuevo. El Gobierno y los concesionarios ofrecen hasta 2.000 euros por el coche usado, por lo que este peculiar mercado se ha puesto en marcha. Y además es legal.

Entre los requisitos exigidos para poder optar a la ayuda no figura ningún tipo de límite de tiempo de posesión del viejo automóvil, así que se puede adquirir uno el día de antes de la compra del nuevo.

La mayoría de las transacciones se formalizan a través de internet, donde propietarios de vehículos viejos, muchos incluso inservibles, han encontrado el lugar y la forma perfectos para deshacerse del 'cacharro' que solo ocupa espacio en el garaje.

Incluso hay quien va directamente a los desguaces en busca de algo parecido a un coche por 200 euros, como han corroborado a Heraldo.es varias empresas del sector en Aragón, aunque prefieren no contribuir a este fenómeno: “Nuestro negocio es comprar coches inservibles para venderlos por piezas, no al revés”, explican.

Como consecuencia, las ventas de vehículos a precios mínimos se ha disparado desde la puesta en marcha del plan Pive. Según el portal AutoScout24, las operaciones con coches valorados en menos de 300 euros han crecido un 46%. Es el precio que se busca para que la jugada salga rentable, ya que después hay que sumar el impuesto de trasmisiones -unos 100 euros-, la retención de Hacienda...

Los informes de los concesionarios señalan que el año pasado se comercializaron más de 42.000 coches de segunda mano, un 8% más que en 2011. En comparación, supone tres veces más que los vehículos nuevos vendidos en Aragón en el mismo periodo.

Un plan como mal menor

“El Pive está funcionando bien, pero hay que entender que no es la solución definitiva, simplemente ayuda a que las cifras sean menos malas de lo que serían sin las ayudas”, explica José Gabriel Serón, vicepresidente de la Asociación de Talleres de Reparación de Vehículos de Zaragoza (ATARVEZ).

Aragón concentra hasta la fecha alrededor del 3% del total de las operaciones nacionales vinculadas al plan PIVE-2 (la prolongación del primero), cuando se cumplen ya casi tres meses desde su puesta en marcha por el Ministerio de Industria, según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM).

Concretamente, “el PIVE-2 ha permitido mejorar las previsiones de ventas para el cierre del año en la Comunidad, reduciendo prácticamente a la mitad la caída estimada para el mercado de no haberse aprobado la renovación”, tal y como explicaron en una reciente jornada celebrada en la capital aragonesa. De esta forma, las matriculaciones en Aragón retrocederán alrededor del 9,6% en 2013, hasta las 12.600 unidades.

Etiquetas