Despliega el menú
Zaragoza

Semana Santa en Zaragoza

Las Esclavas procesionan con el permiso de la lluvia

Cofradías y zaragozanos aprovechan este sábado para rendir honores al Cristo de la Cama.

La procesión partió desde la iglesia de San Pablo
Las Esclavas conmemoran a Jesús en el Santo Sepulcro
A. E.

El luto, el silencio y la oración marcaron la mañana de este Sábado Santo. En este día, la Congregación de Esclavas de María Santísima de los Dolores, única cofradía cuyo recorrido es realizado íntegramente por mujeres, obtuvo el permiso de la lluvia para procesionar con la Virgen de los Dolores.

Lo hicieron frente a las casi doscientas personas que se animaron a acercarse hasta la iglesia de San Pablo, en el barrio del Gancho, para contemplar la salida del paso. Después, y acompañadas por el tintineo de las campanas que tanto les caracteriza (así como la ausencia de tambores y bombos), alrededor de veinte Esclavas cubiertas por sus tradicionales velos negros eran seguidas por el paso de la Virgen, una docena de manolas y representantes de varias cofradías de la ciudad.

Todo ello bajo la atenta mirada de los centenares de zaragozanos que contemplaban en silencio el recorrido de esta cofradía, marcada por la tradición y el sentimiento de comunidad. "Mi familia participa en esta procesión todos los años, se ha convertido en una tradición. Aquí puedes encontrar a mi tía, mi prima o mi abuela, estamos prácticamente todos", aseguraba Ester Garcés, la única mujer de las ocho personas encargadas de tirar del paso de la Virgen de la Soledad durante todo su recorrido.

Parada ante el Cristo de la Cama

A medio camino, las feligresas se detuvieron en la iglesia de Santa Isabel o San Cayetano, situada en la plaza de la Justicia, para honrar al Cristo de la Cama. Esta figura, que data aproximadamente del siglo XVI y presenta huellas de bayoneta y de una bala que impactaron en ella en su traslado al Pilar durante los asedios de los Sitios, permaneció en la iglesia hasta las 20.30 de este sábado para que todos los fieles que quisieran pudiesen acercarse a venerarla.

Una vez realizado el acto, en el que contó con la colaboración de los tambores de la cofradía de Nuestra Señora de la Asunción y Llegada de Jesús al Calvario, encargada de dar los toques en honor al Cristo de la Cama, las Esclavas retomaron la procesión. Tras atravesar la calle de la Manifestación y de Alfonso I, llegaron a la plaza del Pilar. Una vez allí y tras cruzar la plaza de la Seo y la de San Bruno alcanzaron las puertas de la iglesia de San Nicolás, donde protagonizaron el acto litúrgico de la Soledad de la Santísima Virgen de los Dolores ante el Santo Sepulcro.

"Tanto la procesión como su recorrido son muy bonitos, ya que son muy pocas las cofradías que se acercan hasta la iglesia de San Nicolás. Además, el hecho de que sea la única que sale el Sábado Santo por la mañana y que esté formada tan solo por mujeres la hace todavía más especial", explicaba Elena Pellejero, zaragozana que no quiso perderse esta procesión.

Terminado el acto litúrgico, las Esclavas retomaron el recorrido para finalizar la procesión en la iglesia de San Pablo.

Etiquetas