Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Cuentas públicas en Zaragoza

Aprobado un presupuesto de 695 millones en Zaragoza, con la oposición del Partido Popular

Asciende a 652, al margen de organismos y sociedades. Los votos del PSOE, CHA e IU rechazaron la enmienda a la totalidad presentada por el PP.

El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha dado el visto bueno, con la única oposición del PP, al presupuesto de 2013, que asciende a 695 millones, incluido el gasto de las sociedades y organismos municipales, y con los que se da "una respuesta real a la situación de crisis en que nos encontramos".

Se trata, ha dicho el vicealcalde y consejero de Economía y Hacienda, Fernando Gimeno, de un presupuesto "realista y prudente" y el "más comprometido socialmente" que se ha elaborado en el Ayuntamiento, continuidad de lo que se empezó en 2012 y que "como consecuencia de la crisis incrementa los compromisos sociales que ha habido que decidir tomar".

Según Gimeno, los ejes de estas cuentas son el gasto social, que se ha incrementado en 11 millones de euros, y el mantenimiento del empleo, lo que "se visualiza" en las políticas que se van a adoptar cumpliendo acuerdos plenarios y los alcanzados con CHA e IU, el primero de ellos la transformación de las sociedades y organismos para garantizar la continuidad de sus empleados "pase lo que pase en el futuro".

También tiene como fines mantener la calidad de los servicios públicos reduciendo los costes y comprometerse, además, con la estabilidad presupuestaria pero con una política de "no tanta austeridad".

El pleno ha rechazado además, con los votos del PSOE, CHA e IU, la enmienda a la totalidad presentada por el PP.

El presupuesto consolidado asciende a 695 millones de euros, un 2,6 por ciento más que en 2012, y al margen de organismos y sociedades las cuentas del Ayuntamiento suponen 652 millones de euros, un 1,3 por ciento más.

Ecociudad

Destaca la transferencia de la gestión del saneamiento de agua a la sociedad Ecociudad, con un presupuesto de ingresos y gastos de 30 millones, así como los 121 millones para fines sociales, con un incremento neto de los programas de intervención social de 11 millones.

El incremento más significativo, ha apuntado, son las partidas asociadas al gasto, de 69 a 80 millones, en las que no se incluyen los gastos de personal.

La partida de bienes corrientes y servicios se incrementa un 9 por ciento, mientras que el gasto para amortización de la deuda baja un 5,6 por ciento, casi cinco millones menos.

Gimeno se ha referido asimismo a las enmiendas de PSOE, CHA e IU que se han incorporado a los presupuestos y que se centran en proyectos de fomento del empleo, ayudas a emprendedores, para la revitalización de barrios consolidados y obras menores, al alquiler de viviendas y urgentes, becas de comedores y proyectos educativos, culturales o medioambientales desde el punto de vista del empleo.

Sin embargo, el concejal de IU, José Manuel Alonso, ha asegurado que no es el presupuesto de su formación sino que es fruto de "una serie de imposiciones, de las presiones recibidas y aceptadas para modificar el artículo 135 de la Constitución, de los planes de estabilidad y de las políticas antidéficit que impiden la autonomía a los concejales para trabajar".

Las cuentas, ha lamentado, derivan de una "obsesión" del control del déficit y del pago de la deuda que han llevado al enriquecimiento de los especuladores y prestamistas y al incremento de la pobreza, por ello una de las condiciones de IU para apoyarlo ha sido un plan de empleo que impida los despidos de trabajadores del ayuntamiento y de las contratas.

El portavoz de CHA, Juan Martín, ha dicho que cree que "se está cometiendo un austericidio colectivo" que obliga a impulsar políticas que estimulen la actividad económica, generen empleo o al menos no lo destruyan y ayuden a la recuperación económica, ejes en los que se ha centrado este grupo para presentar sus enmiendas, que han ascendido a 4,5 millones con el fin de "contribuir a evitar el drama que en este momento están sufriendo más de 60.000 personas en la ciudad".

Martín también se ha referido a la enmienda a la totalidad presentada por el PP y que, a su juicio, "se resume en tripartito malo, malo, malo".

"No nos podemos permitir que los 15 concejales del PP solo sirvan de ruido de fondo en el Ayuntamiento y para ir en las procesiones del Corpus Christi y de Semana Santa", ha afirmado, un sentido el que también se ha pronunciado Gimeno, quien ha señalado que el PP "no ha dicho nada" y que "van muy mal".

Desde el PP el concejal Jorge Azcón ha criticado la deuda del Ayuntamiento, que por "cada hora" que transcurre genera unos intereses de 9.000 euros, así como las enmiendas del "tripartito", que van a votar en contra porque "una chapuza no puede arreglarse con otra", y que son, ha dicho, "un reparto de cromos".

Azcón se ha preguntado cuál es la "revolución" que hace IU en el Ayuntamiento porque de 652 millones sus propuestas son 5 millones de euros para 160 puestos de trabajo, que salen, ha calculado, "a 31.250 euros" o porqué ha desaparecido la enmienda de 200.000 euros de CHA para eliminar barreras arquitectónicas y destina 25.000 al monumento a Juan de Lanuza.

También ha criticado que mientras en el Gobierno de Aragón las partidas de protocolo han bajado más de un 7 por ciento en el Ayuntamiento se han reducido "cero", a lo que Gimeno le ha recordado que los gastos en esta materia por el Ejecutivo ascendieron a 132.000 euros, un 10 por ciento sin justificar, cuando los de la ciudad fueron la mitad.

Etiquetas