Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

El alto paro juvenil provoca un aumento de los 'sintecho' de entre 18 y 20 años

La media de edad de las personas sin hogar en Zaragoza se redujo en 2012 a los 35 años por el incremento de jóvenes que no pueden pagarse alojamiento.

El número de las personas sin hogar aumentó de forma significativa en 2012 en Zaragoza a causa de la crisis, con una presencia cada vez mayor entre ellos de jóvenes de edades comprendidas entre los 18 y 20 años afectados por el paro.

Así lo ha asegurado el responsable de la Hermandad del Refugio de Zaragoza, Manuel Marqueta, durante una rueda de prensa para informar de la memoria de actividades de la organización a lo largo de 2012 y de la campaña de cuestación de Semana Santa, que este año se apoyará en el lema '¿Cuánto darías por no verte en su lugar?'.

La memoria de la Hermandad señala que la larga crisis económica ha desbordado todos sus servicios, tanto de atención a transeúntes sin recursos como de entrega de alimentos a las familias más necesitadas.

A lo largo del año pasado, esta organización atendió a 1.902 transeúntes, de los que 1.169 fueron repetidores y 733 de nueva incorporación al servicio de ayudas.

La estadística revela que un 30 % de los sintecho eran de nacionalidad española y destaca que de entre los extranjeros la mayor parte procedían de Europa (45,2 %), y en menor medida del Magreb (35,9 %), del Subsahara (11,8 %) y de Sudamérica (5,8 %).

Del total de transeúntes extranjeros, un 82 % tenían entre 21 y 50 años de edad, reduciéndose de forma progresiva la media a los 35 años debido a la presencia cada vez mayor de jóvenes de 18 a 20 años.

Según Marqueta, la mayor parte de estos jóvenes se habrían visto abocados a dejar las pensiones en las que se alojaban y a vivir en la calle debido a los prolongados efectos del paro.

Reparto de alimentos

Durante el año pasado se entregaron a las familias con escasez de recursos un total de veinte toneladas de alimentos, cantidad que a fecha del pasado 16 de marzo de este año había superado ya las treinta toneladas, desbordándose todas las previsiones de la Hermandad del Refugio.

El responsable de la Hermandad ha incidido en la necesidad de que todas las organizaciones humanitarias de Zaragoza actúen de forma coordinada para evitar que se produzcan "duplicaciones" en el reparto de alimentos de primera necesidad a las familias.

A este respecto, ha propuesto dotar a los demandantes de ayuda de unas cartillas, con un único sello que informara de la recogida de alimentos, y todo bajo la supervisión y control de una administración. A su juicio, "esto evitaría muchas de las suspicacias que se están dando por este motivo".

Etiquetas