Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

Aumento de las infracciones de tráfico en Valdespartera

Vehículos que no respetan las señales de tráfico e incluso "carreras ilegales en la avenida de Casablanca" son, según los vecinos, "algo ya habitual".

Acciones como peinarse, afeitarse, maquillarse o comer mientras se conduce está sancionado.
Valdespartera alerta del aumento de las infracciones al volante por las calles del barrio
T.M

"Más controles policiales, bandas sonoras en la calzada o incluso radares en los puntos considerados como más conflictivos" son algunas de las soluciones propuestas por la Asociación de Vecinos Los Montes de Valdespartera para acabar con un problema cada vez más frecuente y "preocupante", según estiman algunos vecinos: el cumplimiento de las normas de circulación al volante.

Y es que a la reivindicación puesta en conocimiento de las administraciones oportunas, tanto por parte de particulares como del propio colectivo, acerca de la conducción en dirección prohibida por algunas vías del barrio denominadas como semipeatonales, se unen incluso "carreras ilegales al volante que recorren de punta a punta la avenida de Casablanca", cuenta un vecino. "Aquí los límites de velocidad no se respetan jamás. Y por descontado queda circular por donde se debe y es obligatorio. En este barrio, en cuanto a tráfico, reina la ley de la selva. Es algo ya habitual", apunta el zaragozano.

"En ocasiones he sentido incluso miedo e inseguridad al ir con mi coche. Una vez, justo delante de mí, se cruzó un coche que pretendía hacer un giro prohibido y tuve que frenar en seco. De lo contrario, hubiera ocurrido un accidente. El susto fue importante", comenta Eva Rodrigo, vecina de Valdespartera.

"Esto es un auténtico cachondeo. El problema fundamental es que el sentido de las calles está hecho sin ningún tipo de sentido y cuando se comenzó a urbanizar el barrio, la gente iba por dónde mejor le parecía. Ahora se continúa haciendo lo mismo, solo que con cuatro o cinco veces duplicada la población", comenta David Ruiz, que reside junto al mercado del barrio.

Otro de las zonas donde también están padeciendo "el poco civismo de algunos conductores", apunta Juan C., también vecino de Valdespartera, es en el acceso al centro de salud, "exactamente en el lado de las calles de Gilda y Caligari". "La plaza donde está el parquin de acceso al consultorio queda colapsado por el estacionamiento de vehículos, a pesar de ser una vía residencial donde está totalmente prohibido aparcar". "Los domingos, incluso hay gente que deja ahí su coche y se coge el tranvía para ir a La Romareda…", asegura Juan. "Yo soy conductor y no me considero ningún modelo a seguir, desde luego. Pero, lo que no me parece justo es que los peatones de este barrio no puedan disfrutar del espacio destinado a su uso por los incívicos de turno, que no respetan nada", comenta Juan C.

Opinión compartida por Luis Ángel Poza, que reside en la avenida del Séptimo Arte. "Somos uno de los barrios en los que más accidentes se produce durante el año, y no me extraña, porque aquí el respeto a las señales e indicaciones de tráfico no existe. En la avenida de Casablanca, sobre todo, hay gente que debe pensar que están en una autovía porque ves de todo. Si hubiera más controles, seguro que más de uno, levantaría el pie del acelerador", concluye Poza.

Etiquetas