Zaragoza

Zaragoza

"Nos reunimos cada semana para hablar de la maternidad"

Cerca de treinta vecinas de Valdespartera, Rosales y Montecanal han creado un grupo de apoyo tras la desaparición de las clases postparto del centro de salud.

"Nos reunimos una vez a la semana para hablar de la maternidad"
M. J. S.

Ya son cerca de treinta las mujeres que una vez a la semana se reúnen en Valdespartera para resolver cuestiones acerca de la maternidad. Y es que dudas tan habituales para las madres primerizas como los beneficios de la lactancia materna, la introducción de alimentos sólidos durante los primeros meses de vida de los pequeños o cómo poner fin a los cólicos del lactante son solo algunas de las sugerencias que hasta hace unos meses las mujeres de Valdespartera, Rosales del Canal y Montecanal podían solventar en las clases de post parto que se ofertaban en el “único centro de salud para los tres barrios”, apuntan algunas de ellas.También en las redes

“Hace un tiempo que, con los recortes, este servicio dejó de prestarse. Quienes pudimos acceder al mismo mientras duró decidimos seguir juntándonos, una vez a la semana, en una cafetería para apoyarnos entre nosotras y lo que comenzó como un pequeño grupo se ha convertido en mucho más”, apunta María José Sánchez, que reside en Valdespartera.

Tanto que decidieron dar el salto a las redes sociales para darse a conocer y ya cuentan con cerca de 300 seguidores. “Facebook nos está ayudando mucho a todas. Cada vez somos más. Hay que tener en cuenta que entre los tres barrios hay casi 2.500 niños. Una cantidad muy elevada que crece con rapidez y que continuará aumentando a juzgar por la cantidad de embarazadas que hay actualmente”, cuenta Sánchez.

“También tenemos un blog, aunque las entradas en Facebook son mucho más dinámicas. Pero el blog permanecen más tiempo. Esto nos está permitiendo, además, organizar salidas para pasear juntas, por ejemplo, o apoyar la campaña de firmas que la Asociación de Vecinos Los Montes de Valdespartera ha organizado solicitando más facultativos en el centro de salud”, comenta Sánchez. “Nos beneficiamos nosotras, pero también el barrio, porque es una manera de dinamizarlo con más aportaciones”, dice María José.

Entre sus próximos objetivos se encuentra conseguir un local donde poder reunirse y realizar actividades. “Hasta que se consolide el proyecto de uso del antiguo barracón militar, actualmente utilizado por la UTE del tranvía, como un centro de usos múltiples hemos solicitado, con el apoyo de la agrupación vecinal, un aula en el instituto del barrio”, comenta María José Sánchez.

“Para nosotras sería muy importante contar con este tipo de infraestructura. En los próximos días vamos a contar con la participación de un sexólogo que nos va a dar una charla sobre la sexualidad tras la llegada de un nuevo miembro a la familia. Como no contamos con ningún local público en el barrio, hemos solicitado un aula en el Centro Cívico de Casablanca”, cuenta Sánchez.

Talleres, un banco de ropa de segunda mano y más charlas son solo algunas de las actividades que las integrantes del grupo, “que no nos conocíamos de nada y ahora somos incluso amigas”, apuntan, se han planteado realizar un futuro próximo. Ilusión, desde luego, no les falta.

Etiquetas