Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Población

El 90% de las comarcas aragonesas tienen más mayores de 65 años que jóvenes

Tan solo tres comarcas de Aragón -Zaragoza, Valdejalón y Ribera Alta del Ebro- tienen más jóvenes que personas mayores. Campo de Belchite y Campo de Daroca lideran el envejecimiento de la población aragonesa.

El envejecimiento de la población aragonesa, un problema para muchos pueblos de la Comunidad, puede localizarse en un mapa. El 90% de las comarcas aragonesas tienen más mayores de 65 años que menores de 19, una situación que alcanza su máximo exponente en Campo de Belchite y Campo de Daroca, donde el índice de envejecimiento supera los 300 puntos, lo que significa que hay el triple de personas mayores de 65 años que de jóvenes de menos de 19. La edad media de la población de estas comarcas supera los 50 años (51,9), muy por encima de la media de Aragón, 43, 4, según datos del Instituto Aragonés de Estadística.

Una proporción preocupante que indica que el relevo generacional de muchos municipios no está ni mucho menos asegurado y que también se refleja en comarcas como Los Monegros, Bajo Martín, Jiloca, Maestrazgo, Sierra de Albarracín o el Matarraña, donde hay alrededor de dos jubilados por cada joven, cuando lo recomendable sería que la cantidad de estos dos grupos de edad estuviese equilibrada. “En muchas zonas del medio rural hay una población envejecida que poco a poco va falleciendo, pero no se produce el relevo generacional por los bajos índices de natalidad y la migración de los jóvenes a las zonas urbanas”, indica Lourdes Arruebo, presidenta de la Red Aragonesa de Desarrollo Rural (RADR)."Muerte biológica"

Algunas localidades se encuentran en situación de muerte biológica y ya es muy difícil solucionar ese problema, añade Enrique Ruiz, profesor de Geografía y Ordenación del Territorio de la Universidad de Zaragoza. Pero esta situación, aunque más grave en zonas concretas, afecta a la mayor parte de la Comunidad, ya que solo en tres de las 33 comarcas el índice es menor de 100; es decir, que hay más niños y adolescentes que personas en edad de jubilación.

La Delimitación Comarcal de Zaragoza, Valdejalón y Ribera Alta del Ebro son las únicas en las que el relevo generacional se encuentra en términos positivos, aunque hay varias en las que el desnivel todavía no es preocupante. En la Hoya de Huesca, Alto Gállego, Bajo Aragón, Comunidad de Teruel o el Bajo Cinca, hay más mayores que jóvenes, pero la diferencia es sostenible.

La juventud, cerca de las ciudades

Sin embargo, es en las grandes ciudades y su entorno donde el índice de envejecimiento es más bajo. Huesca y Teruel están en datos positivos -88,7 y 84,6- y en Zaragoza muy poco por encima de 100, aunque es en las localidades que han crecido al abrigo de la capital donde se encuentran los casos más evidentes de la diferencia entre el relevo generacional de zonas urbanas y rurales. Mientras en varias comarcas el número de mayores de 65 años llega a triplicar el de menores de 19 y en varias localidades es de hasta 10 o 20 veces superior, en muchos municipios de los alrededores de Zaragoza ocurre todo lo contrario.

En Cuarte de Huerva solo hay un jubilado por cada siete jóvenes, en María de Huerva o La Puebla de Alfindén uno por cada cuatro niños y adolescentes y en localidades como Cadrete o Utebo hay el doble de menores de 19 años que de personas mayores. “En el entorno de las grandes ciudades se ha producido un gran asentamiento de población”, explica Ruiz. Pero estas localidades, además de población, han ganado la juventud que falta en las zonas rurales con más problemas, en las que las próximas décadas podrían causar estragos casi definitivos.

Etiquetas