Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Aragoneses en crisis

"Lo que me duele es ver a mi hija echando currículums que nadie contesta"

Silvia E. ha visto como la situación económica de su familia se ha deteriorado, pero sobre todo se lamenta por la falta de futuro que le puede ofrecer a su hija.

Silvia E. trabaja como comercial y relata cómo la actual situación económica ha afectado a su familia y les ha hecho cambiar su forma de vida. Como les ha ocurrido a tantos aragones su situación no es dramática, pero sí muy diferente a la que estaban habituados.

 

"La crisis ha cambiado mi vida, sí. De vivir tres personas con alrededor de 2.500 euros (casi me da vergüenza decirlo ahora), hemos pasado a vivir con mi sueldo de 1.000 euros y 426 que cobra mi cónyuge por más de 55. Tenemos una hipoteca de 455 euros y los gastos habituales de luz, agua, teléfono y gas. Una hija de 22 años que, aunque no pide mucho, tiene sus gastos. Si a esto añadimos que yo soy comercial y he de pagarme la gasolina, pues cualquier imprevisto nos deja pasando verdaderos apuros.

A pesar de lo cual y en vista de la actual situación no me estoy quejando, somos afortunados. Mi única gran pena en este momento no es tener que privarme de ropa, de cualquier capricho y de apenas poder comprar comida algunos meses. Lo que realmente me duele es ver cómo pasa el tiempo y mi hija se desespera echando currículums que nadie contesta. Me duele el poco proyecto de vida que puede hacer y el hecho de que su juventud se vaya a ir pasando en estas circunstancias. España se ha hundido, nuestros hijos lo tienen difícil".

Etiquetas