Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Comercio en Zaragoza

Cierra la peor temporada de rebajas con una caída en el consumo del 20%

Los comerciantes de Zaragoza calculan, además, que la media de gasto por cliente ha bajado al menos 25 euros.

Comercio en Zaragoza
Rebajas en el pequeño comercio
ASIER ALCORTA

No han sido las mejores rebajas para el pequeño comercio en Zaragoza. Los consumidores miran cada vez más la cuenta corriente antes de irse de tiendas y ni siquiera la tradicional bajada de precios después de Navidad ha servido de acicate para llenar las tiendas y animar la economía de los comercios de proximidad. El 'ahorro del miedo' que vaticinaban los comerciantes se han impuesto, de forma clara, al capricho propio de estas fechas.

"El parón en el consumo es más que evidente. Ya veníamos de una campaña de otoño-invierno muy floja y las rebajas no han sido nada buenas. Calculamos que la caída en el consumo respecto al año pasado ha sido de hasta el 20%", lamenta Margarita Ballarín, vicepresidenta de la Federación Empresarios de Comercio de Zaragoza (ECOS).

"Dentro de los dos meses de rebajas enero fue algo mejor, especialmente porque mucha gente esperó hasta el último momento para comprar los regalos de Reyes. Pero febrero ha sido un mes terrible", indica Ballarín.

Incluso sectores que tradicionalmente han hecho su agosto en pleno mes de febrero han notada las reticencias de la clientela. "A pesar del frío, ha bajado mucho la venta en prenda de exterior (abrigos, piel...). Los compradores han evitado especialmente aquellas prendas de mayor valor, que habitualmente se adquirían en esta época".

También se ha percibido esta temporada un importante descenso en el gasto medio. Es decir, que no solo ha habido menos clientes, sino que además han sacado a pasear la tarjeta menos de lo habitual. "El gasto por consumidor ha descendido considerablemente. Este año han ido únicamente a por lo necesario. Podemos estar hablando de un desembolso medio de entre 60 y 70 euros, cuando otros años la media estaba entre 85 y 90 euros", asegura la vicepresidenta de ECOS.

"Mientras otros años el cliente venía a ver qué encontraba y a comprar lo que le gustaba, este año se ha preocupado exclusivamente por aquello que realmente necesitaba y que había mirado con anterioridad", concluye Ballarín.

Peor en los barrios

El escaso goteo de clientes en unos meses del año tan cruciales ha resultado especialmente dramático en los barrios, que han registrado resultados incluso peores que en los comercios del centro de la ciudad.

Así lo explica Gerardo Gracia, presidente de la Asociación de Comerciantes de Las Fuentes: "No es ningún secreto que estamos en un momento económico delicado, y eso, desde luego, lo estamos notando. Entre los comerciantes del barrio se habla de unas ventas un 40% inferiores a las de las rebajas del año pasado, que ya fueron bastante bajas".

"En cualquier caso, venimos vendiendo a precios muy bajos desde septiembre, por eso quizá el consumidor no nota tanto las rebajas", indica Gracia. Ante esta coyuntura, solo queda apretar los dientes y capear el temporal lo mejor posible. "Desde que arrancó la crisis han bajado la persiana un 40% de los comercios del barrio, especialmente en las calles pequeñas", subraya.

¿Rebajas todo el año?

Algo más positivo, aunque igual de realista, se muestra el representante de la agrupación que aglutina a los comercios de la calle Delicias, Arturo Eslava. "Han sido malas, pero dentro de lo que cabe, no han sido malas del todo. Hemos bajado en ventas, desde luego, pero lo que realmente sucede es que hemos bajado los precios durante todo el año. Las rebajas de antes, que servían para quitarte el 'stock' sobrante a final de temporada, han dejado de existir".

"El cliente no es tonto y ya sabe que puede encontrar precios todo el año. En rebajas ya es complicado encontrar los chollos de antes", señala Eslava.

Etiquetas