Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

Comienzan las obras del primer bar del trazado del tranvía

Ubicado en la Gran Vía, el quiosco se abrirá en los próximos meses. Se han adjudicado otros dos, uno en la misma calle y otro en Fernando el Católico.

Primeros trabajos de construcción
Primeros trabajos de construcción

Ya se puede adivinar el esqueleto del que será el primer quiosco-bar en el eje de la línea 1 del tranvía. A lo largo del martes, varios operarios se afanaban en el bulevar central de la Gran Vía para dar forma a la instalación, que en los próximos meses abrirá sus puertas y dará servicio a los zaragozanos que paseen por la zona y decidan hacer un alto en el camino.

Se trata del primero de los tres pequeños establecimientos adjudicados en la zona: uno en Fernando el Católico y dos en la Gran Vía, frente al portal 33 (junto al punto en que el río Huerva queda soterrado) y a la altura de los números 17-19. Esta última ubicación será la primera en contar con un establecimiento de este tipo.

La adjudicación de este bar supondrá la entrada de 5.000 euros anuales en las arcas municipales en concepto de canon de explotación, que tendrá una vigencia de 20 años, hasta diciembre de 2032. El local podrá abrir entre los meses de febrero y noviembre, permaneciendo cerrado a lo largo de diciembre y enero, coincidiendo con las semanas más frías del año.

En el caso de los nuevos locales, es el propio adjudicatario el que debe hacer frente al coste que supone levantar la infraestrctura. Esto supone, indican fuentes del Consistorio, un desembolso "importante".

Lo más probable es que tanto este primer establecimiento como los que se abran en un futuro cuenten con veladores, aunque según explican fuentes del área de Servicios Públicos este extremo deberá estar autorizado por la Policía Local, que determinará cuántas mesas se podrán colocar ajustándose a la ordenanza municipal. Asimismo, las instalaciones deberán contar con baños públicos adaptados a personas con minusvalías físicas.

Además de su actividad como local de restauración, hay proyectadas otras actividades temporales como jornadas de marionetas y mimos, así como una pequeña biblioteca infantil de carácter gratuito, según se recoge en los pliegos de la contratación.

Otros quioscos

A estos bares de nuevo cuño se sumará, en un corto período de tiempo, una nueva concesión del quiosco del parque Tío Jorge, según señalan desde el Consistorio, cerrado desde hace varios años.

Las próximas aperturas reducen ligeramente el listado de quioscos pendientes de adjudicar en la ciudad, que en estos momentos suponen una quincena después de varios concursos públicos, que en muchos casos han quedado desiertos.

Etiquetas