Zaragoza

Reunión de 500 ediles

Los alcaldes socialistas analizan la reforma local

Convocados por Javier Lambán, los quinientos alcaldes reunidos en Zaragoza quieren "reaccionar contra una ley que pone en riesgo el modelo local".

Los alcaldes socialistas se reúnen contra la reforma local_4
ASIER ALCORTA

Quinientos alcaldes socialistas de municipios aragoneses han asistido en Zaragoza a la convocatoria del secretario general del partido, Javier Lambán, para analizar las consecuencias de la reforma de la ley de la Administración Local. 

Una reforma que, según ha declarado Lambán a los medios de comunicación, es muy nociva para el medio rural y los municipios de menos de 5.000 habitantes, que van a sufrir "unos controles tan estrictos que se verán abocados al a desaparición".

El líder socialista ha denunciado que a los municipios se les quitan competencias y poder político basándose "sobre una mentira como el control del déficit" y ha puesto como ejemplo que hasta la fecha en Aragón solo había 54 cargos retribuidos de municipios de 20.000 habitantes cuando con la reforma podrá haber 230.

Por ello ha señalado que el objetivo de este encuentro es "reaccionar contra una ley que pone en riesgo el modelo local y la ordenación del territorio" y que supondría "un mazazo" para el mundo local.

Respecto a la posibilidad de presentar un recurso de inconstitucionalidad, Lambán ha reconocido que primero habrá que esperar a que se convierta en ley para recurrir la invasión de la autonomía municipal y del Estatuto de Autonomía.

Belloch y las competencias

Para el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, el problema no es tanto si las competencias las ejerce el ayuntamiento o la Comunidad sino que no las ejerza nadie que es lo que teme que va a ocurrir en ámbitos como la acción social, la participación ciudadana o las políticas sectoriales de acción social.

Según Belloch, esta reforma va a suponer una disminución "drástica de servicios públicos esenciales de la ciudad".

Por su parte, el alcalde de Calanda, José Ramón Ibáñez, considera que quienes han impulsado esta ley "o tienen un desconocimiento absoluto de la realidad aragonesa o mala fe" ya que la única solución por la que optan para ahorrar dinero es eliminando servicios.

El alcalde de Cariñena, Fernando Sabés, un ayuntamiento no es solo un ente que presta servicios sino que es "la puerta de entrada al ciudadano para hacer prácticamente todo en su vida pública". 

Etiquetas
Comentarios