Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

En 2012 en Aragón

El consumo de tabaco de liar se dispara en 41.000 kilos

Las constantes subidas de precio de las cajetillas tradicionales -y ahora también del tabaco de pipa- propician la venta de este tipo de producto a granel.

Se reduce la tasa por infartos de miocardio
El consumo de tabaco en Aragón vuelve a niveles de 2010 pese a la nueva ley
HA

Ni las campañas de concienciación, ni la Ley Antitabaco. El mejor antídoto contra el tabaquismo sigue siendo el encarecimiento de los precios. Así se desprende al menos del análisis del consumo de cigarrillos en la comunidad aragonesa facilitado por la Comisionado para el Mercado del Tabaco.

El año pasado, ante el constante incremento del precio del tabaco, los aragoneses consumieron diez millones de cajetillas menos que en 2011 hasta situar las ventas en 83,9 millones de cajas. Sin embargo, los fumadores han encontrado en el tabaco de liar un refugio para mantener su afición al humo.

En total, Aragón consumió 41.000 kilos más de este tabaco a granel que el año anterior, hasta alcanzar la cifra de 182.924 kg. “Te ahorras más de la mitad fumando tabaco de liar, y encima ya hay de casi todas las marcas”, reconoce Silvia López, una joven zaragozana que consume este tipo de tabaco desde su paso por la universidad.

También suben notablemente las ventas de cigarros, puros y similares hasta alcanzar los 99,2 millones de unidades, 17 más que en 2011. Aunque el mejor ejemplo de que el precio determina los hábitos de los fumadores es el denominado tabaco de pipa.

Su precio económico atrajo en seguida a miles de fumadores, hasta triplicar en pocos meses su consumo. Sin embargo, la Administración reaccionó pronto y le aplicó una fiscalidad similar a la de los paquetes de cigarrillos, lo que ha derivado en un descenso de las ventas de 11.000 kilos.

Por marcas, Marlboro se mantuvo como la más comprada, con 349,12 millones de cajetillas, seguida de Winston, con 319,55 millones; Chesterfield, con 240,39 millones; Fortuna, con 232,51 millones y Camel, con 171,60 millones.

Concienciados en septiembre

Por otro lado, los datos del Comisionado permiten descubrir los hábitos de consumo de los aragoneses a lo largo del año. En concreto, destaca cómo las ventas de cajetillas van creciendo desde los 6,3 millones de enero hasta los 8,6 de agosto, punto álgido con la llegada de las vacaciones de verano.

Sin embargo, el mes de septiembre es el de menor consumo de tabaco, al caer hasta los 5,9 millones de cajetillas. Los propósitos de nuevo año llegan, en realidad, tras el parón vacacional, que se une al tradicional recorte de presupuesto familiar tras el dispendio de agosto.

Etiquetas