Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Administración local

Belloch: "La reforma es un atentado a los principios de la autonomía municipal"

El alcalde cifra en 60 millones el coste de competencias que el Ayuntamiento dejará de ejercer y pasarán a DGA.

Juan Alberto Belloch
Belloch abre el curso político con recortes.
HA

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ha indicado que la reforma de la Ley de administración local "no se trata de un problema de racionalización, sino ideológico" y ha añadido que la "situación es tan grave que creo que hay motivos de inconstitucionalidad". 

Al respecto, Belloch ha avanzado que solicitará a la Universidad de Zaragoza que elabore informes, aparte de los que realicen los servicios jurídicos municipales.

Para Belloch, la denominada Ley de racionalización de sostenibilidad de la Administración local, es una "atentado muy grave a los principios de la autonomía municipal" y se ha mostrado "escandalizado" porque el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, presentó la reforma el pasado viernes aludiendo a que "es más municipalismo", unas declaraciones que, según Belloch, "solo se pueden hacer desde la ignorancia o la mala fe".

En rueda de prensa, ha comparado este proyecto de ley con la "vuelta a los gobernadores civiles cuando controlaban la vida política municipal y ahora serán los funcionarios del Gobierno de Aragón o del Ministerio de Hacienda y los asuntos municipales quedarán intervenidos de forma directa".

Además, conlleva una "jibarización de la administración local", ha comparado Belloch al apuntar que en Aragón solo hay 4 ciudades de más de 20.000 habitantes y el 97 por ciento de los ayuntamientos tienen menos de 5.000 habitantes. En caso de que los municipios de menos de 20.000 habitantes no puedan garantizar el servicio pasará a las diputaciones provinciales, "que no pueden contratar personal y al no tener gestores la única salida será privatizar los servicios y lo que no sean rentables suprimirlos".

Tras una primera valoración, Belloch ha apuntado que ciertas competencias del Ayuntamiento de Zaragoza ahora solo las podrá ejercer el Gobierno de Aragón y "solo cabrá la posibilidad de mantenerlas mediante convenio o por delegación", pero se ha preguntado si el Gobierno de Aragón tendrá capacidad para ejercer las competencias que desarrolla el Ayuntamiento.

Casi 60 millones

Al respecto, ha cifrado en 59,4 millones de euros el coste de los servicios, sin contar los gastos de personal, que presta el Ayuntamiento de Zaragoza y que con este proyecto de ley pasarían al Gobierno de Aragón.

Entre este montante figuran los 22 millones de euros de servicios sociales especializados como la teleasistencia, la Cama Amparo, el Centro de Promoción de la Salud o la convocatoria de ayudas a cooperación a desarrollo, entre otras.

Otro bloque de 6,1 millones de euros corresponden a la formación para el empleo y el fomento empresarial; los 9,6 millones de euros que se destinan al mantenimiento y limpieza de los colegios públicos; los 7,7 millones de euros para las Escuelas de enseñanzas artísticas regladas, las escuelas infantiles o la Universidad Popular, entre otras.

También dejaría de destinar el Ayuntamiento los 4 millones de euros que se emplean en Juventud; los 1,4 millones de la Casa de la Mujer, los 5,8 millones de euros de vivienda que se ceñiría a la rehabilitación y actuaciones de emergencia; los 1,9 millones de euros de los programas para personas mayores: y el cerca de millón de euros para acciones de participación ciudadana que además suprimiría el servicio de voluntariado.

Todas estas competencias pasaría a ejercerlas el Gobierno de Aragón o el Ayuntamiento de Zaragoza por convenio o delegación, pero "la ley deja muy claro que se tiene que garantizar el cien por cien de la financiación" y se ha preguntado si el Gobierno de Aragón "está en condiciones de aportar 59,4 millones de euros anuales".

Belloch ha asegurado que "intentaremos mantener la calidad de los servicios públicos que prestamos y buscaremos fórmulas" con la máxima de "garantizar el empleo municipal", ya que este traspaso de competencias afectaría a unos 700 empleados municipales.

Mantener el empleo

Ante el peligro que correrían estos empleados, Belloch ha aseverado que la "flexibilidad" es la fórmula para garantizar estos empleos y ha manifestado su compromiso de "mantener el empleo al cien por cien".

A colación, el vicealcalde, Fernando Gimeno, ha aportado el dato de que el Gobierno de Aragón "nos da muy poco dinero", que ha cifrado entre 5 y 6 millones de euros anuales aparte del tranvía".

Gimeno ha estimado que "mediante convenio o por delegación hay garantía de que el Ayuntamiento pueda retener a los trabajadores municipales".

El alcalde ha reconocido que todavía no ha hablado con el Gobierno de Aragón para analizar como encauzan el traspaso de competencias, ya que "hasta ahora no había proyecto de ley", pero se ha mostrado partidario de iniciarlas.

Sobre el máximo de 22 concejales de los 31 del Ayuntamiento de Zaragoza que tendría dedicación exclusiva, Belloch ha opinado que "lo lógico es que los grupos municipales se pongan de acuerdo y es un asunto propio de la Junta de Portavoces".

Sobre la supresión de las dietas por asistencia de consejeros de administración de sociedades municipales en el proyecto de ley Belloch ha aseverado que "cumpliremos estrictamente lo que diga la ley" y ha rehusado valorar si anticiparían esta decisión.

Etiquetas