Zaragoza

Manifestación en Zaragoza

La Marea Blanca sale a la calle en contra de los recortes en Sanidad

Alrededor de 1.500 personas se han manifestado este domingo en la capital aragonesa. El objetivo, frenar el deterioro de la sanidad, un "derecho básico" de los ciudadanos

Manifestación en Zaragoza, este domingo
Zaragoza vuelve a salir a la calle en contra de los recortes en el sector sanitario
A. ESCOBAR

Alrededor de 1.500 personas se han manifestado este domingo en Zaragoza en contra de los recortes y la privatización del sector sanitario. La convocatoria, encabezada por Marea Blanca y secundada en al menos 15 ciudades de toda España, se suma a la larga lista de movilizaciones que se han desarrollado a lo largo de los últimos meses.

Entre los motivos que han vuelto a sacar a la calle las protestas se encuentran la importación del modelo de 'macrolaboratorios' desde Madrid, la reducción del presupuesto de limpieza hospitalaria en "más de un 30%", el aumento de las listas de espera quirúrgicas en hospitales que "no están funcionando al cien por cien" e incluso "permanecen cerrados en horario de tarde" (como el Hospital Provincial), o la existencia de la partida presupuestaria para operaciones concertadas con clínicas privadas, que alcanza los "tres millones de euros".

Junto a estos, esgrimen el despido de trabajadores y el aumento de los contratos basura. "El desmantelamiento de la Salud Pública empieza con el recorte de la plantilla", aseguraba Ana Esteve, portavoz de Marea Blanca. "Nosotros pensamos –continuaba- que aún estamos a tiempo de no llegar a la situación que hay en Madrid. Por eso estamos en la calle".

Particulares y colectivos

A la manifestación se han unido miembros de numerosos colectivos sociales, así como centenares de particulares. Entre ellos se encontraba el médico jubilado Ángel Serrano, quien desde su experiencia confirma el "gran deterioro" que ha sufrido la Sanidad Pública en los últimos años.  

"Nos encontramos en una situación catastrófica. Hay que poner coto al egoísmo, y empezar a darnos cuenta de que con las necesidades básicas no se puede especular. Que a mis ochenta años vea que las cosas cada vez están peor me entristece mucho", lamentaba Serrano.

"Han aplicado los recortes sin contar con los profesionales del sector. Han reducido consultas para pagar menos, y a cambio se han visto obligados a contratar a más gente. No han ganado nada, solo se ha perdido, y todo por no hacer las cosas como debían", denunciaba una médico asistente a la manifestación, que ha preferido mantenerse en el anonimato. "La privatización implica ganar dinero -añadía- , y la sanidad no puede caer en ese juego porque es un derecho de los ciudadanos".

"Existen innumerables estudios que demuestran que la Sanidad Pública española es de las mejores y más eficientes del mundo y que la gestión privada de los servicios santiarios es más cara", indicaba Ana Asensio, otra de las portavoces.

La manifestación, que ha comenzado en la Glorieta Sasera, ha continuado a lo largo del Paseo de la Independencia hasta llegar a la sede de la Delegación del Gobierno en Aragón, junto a la plaza del Pilar. Allí se ha leído el mismo manifiesto difundido en toda España, adaptado en cada caso a las circunstancias de cada comunidad.

Más acciones

Durante la lectura del manifiesto Marea Blanca ha notificado que el próximo miércoles 20 de febrero llevará a cabo un encierro (entre las 8.00 y 20.00) en el centro de especialidades Grande Covian, para reivindicar que este centro "continúe prestando servicio al ciudadano con la calidad y profesionalidad que le han caracterizado".

Este acto se realizará conjuntamente con Marea Verde, que también hará un encierro en los diferentes centros reivindicando una educación pública y de calidad que, como han asegurado, "es otro derecho fundamental de los ciudadanos aragoneses".

Etiquetas