Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Los efectos de la crisis

"Con 188 euros al mes no se puede vivir"

María Victoria Giménez, de 41 años, y su hija, de 11, viven con 188 euros de la pensión de orfandad de la chica. Está esperando el IAI y tuvo que renunciar a la media beca de comedor.

María Victoria Giménez, parada de 41 años, empezó a trabajar a los 16: ayudando a sus padres en el campo, limpiando casas, repartiendo publicidad... Ahora hace más de un año que no trabaja, vive con su hija -de 11- en casa de sus padres y su situación es crítica.

"Mi pareja murió hace cuatro años. No me quedó pensión porque no estábamos casados. Solo tenemos los 188 euros que recibe mi hija de la pensión de orfandad. Y a mí me dan 145 euros cada seis meses de ayuda familiar. He pedido el IAI. Me dijeron que cumplía los requisitos, pero que como no hay dinero no saben si me lo podrán dar. Estoy desesperada, con 188 euros no se puede vivir", cuenta.

Solicitó en noviembre el Ingreso Aragonés de Inserción -una prestación de entre 441 y 621 euros para "las personas que se encuentran en estado de necesidad o que padecen situaciones de marginación"-. Le dijeron que volviera a los servicios sociales el 25 de febrero y que ya le dirían si podía empezar a cobrar a partir del 1 de abril, según cuenta ella.

María Victoria y su hija viven en Pedrola en casa de sus padres. "Pero ellos tienen una pensión muy pequeña y no nos pueden ayudar más", comenta. Una asociación del pueblo le da un vale de 100 euros para comida una vez al mes. Solicitaron la beca de comedor del colegio y le concedieron solo la media (48 euros al mes). "Tuve que renunciar porque no podía pagar el resto", afirma. "Quiero alguna solución para mi hija. Así no podemos aguantar", añade.

Etiquetas