Zaragoza

Zaragoza

Los vecinos de la calle Fita denuncian la reapertura de dos bares en zona saturada

Han remitido un escrito a Urbanismo alegando que no se puede renovar la licencia al estar en zona saturada.

Calle Fita de Zaragoza
HA

Los vecinos del entorno de la calle Fita quieren impedir la reapertura de dos locales nocturnos en esta calle. Para ello han enviado un escrito, a través de la Junta de Distrito y con la rúbrica de la asociación de vecinos Puerta del Carmen, al departamento de Disciplina Urbanística del Ayuntamiento.

En él alegan que los locales, al haber permanecido más de seis meses cerrados, tienen que volver a solicitar la licencia de apertura de bar nocturno. Una concesión que, denuncian con la ley municipal en la mano, "está prohibido al tratarse de zona saturada".

Además de al servicio de Urbanismo, la Junta de Distrito decidió en el último pleno del barrio solicitar un informe al intendente de la Policía Local en la zona centro para que dé constancia de la situación.

Los zaragozanos que viven en el entorno de las calles Fita, Ricla y Dato llevan ya "muchos años" soportando y lamentándose de los ruidos, la suciedad y las grescas puntuales que se generan alrededor de los bares y discotecas de la zona.

La presidenta de la asociación vecinal Puerta del Carmen, Marisol Pardo, confirma que lejos de ser una problemática olvidada, sigue afectando a su día a día: "En la calle Fita nos encontramos, principalmente, con un problema de ruido generado por toda la gente que está en la calle, en la puerta de los bares. Es un inconveniente que se acrecienta durante el verano".

"Otro problema que tenemos en la zona es el vandalismo y la suciedad que se genera, sobre todo, las noches de los jueves, viernes y sábados. Por la mañana nos encontramos con retrovisores rotos, especialmente en la calle Ricla y los cubos de basura movidos de sitio. Hay comunidades de vecinos en las que han entrado y han roto buzones y robado extintores. Incluso en un portal en el que estaban cambiando el ascensor entraron y robaron las herramientas".

La suciedad que generan algunos usuarios de estos pubs también centra las quejas de los vecinos. "Se trata de un problema que, unido a la mala iluminación, a los ruidos y al mal estado de las aceras lleva años centrando las demandas del barrio", subraya Patricia Cavero, presidenta del Distrito Centro.

Etiquetas