Despliega el menú
Zaragoza

Indultos

Casi 200 condenados en Aragón han sido indultados desde 1996

La mayoría de los beneficiados por esta medida en la Comunidad habían cometido delitos de robo o tráfico de drogas, aunque también hay condenados por homicidio -o tentativa- y malversación de fondos públicos.

Gráfico de los indultos en Aragón desde 1996
La justicia española ha indultado a casi 200 condenados en Aragón
INDULTOMETRO

Indultos como el del conductor kamikaze que mató a una persona y causó heridas graves a su acompañante después de circular a gran velocidad y en sentido contrario por una autopista valenciana han reabierto la polémica alrededor de esta figura jurídica de carácter excepcional, que supone la remisión total o parcial de las penas de los condenados, que otorga el Rey, a propuesta del Ministro de Justicia, previa deliberación del Consejo de Ministros. En este caso, la Audiencia Provincial de Valencia le condenó a 13 años de prisión por “un delito de conducción grave, con desprecio para la vida de los demás”, pero su pena fue conmutada por una multa de 4.308 euros.

Un hecho que ha conmocionado a la sociedad por la gravedad de las consecuencias de su delito, pero que ha dejado de ser una excepción en la justicia española. Solo en Aragón, casi 200 condenados han sido indultados -total o parcialmente- desde 1996, según datos recopilados por la Fundación Ciudadana Civio, una organización sin ánimo de lucro que lucha por la transparencia informativa y la apertura de datos a través del uso de la tecnología. Los responsables de esta entidad han creado el Indultómetro, una herramienta que recoge los casos publicados en el BOE desde hace 16 años. “No somos quienes para juzgar si los indultos son justos o no, pero, igual que la mayoría de ciudadanos, queremos saber al menos por qué motivo se conceden”, explica Juan Elosua, creador del Indultómetro junto a David Cabo, director de Civio.

Las cifras, que señalan que durante este tiempo se han concedido hasta 10158 indultos en toda España, también profundizan en el tipo de delito por el que habían sido condenados los agraciados. En Aragón, la mayoría de las personas cuyas penas han sido indultadas o conmutadas, 189 en total, cometieron delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico (73), como hurtos, robos o estafas, así como contra la seguridad colectiva (61), entre los que se incluyen el tráfico de drogas o atentar contra la seguridad víal.

Sin embargo, el Ministerio de Justicia también ha reducido la pena al autor de un delito de robo con homicidio, tenencia ilícita de armas y falsedad, igual que a un condenado por homicidio en grado de tentativa. El año pasado, sin ir más lejos, recibió el indulto una persona que había sido condenada a casi cuatro años de prisión por la Audiencia Provincial de Zaragoza por intento de homicidio. Pero de esta medida se han beneficiado desde personas que se habían negado a cumplir el servicio militar hasta autores de delitos como falsificación documental, quebrantamiento de condena o incendios intencionado con peligro para la vida de las personas.

El 'indultazo' del fin del milenio

Entre los agraciados por esta medida también hay cuatro condenados por malversación de caudales públicos, que deberían haber cumplido entre tres y cuatro años de prisión. Tres de ellos fueron indultados el mismo día, el 1 de diciembre de 2000, más conocido como el 'indultazo' del fin del milenio.

El entonces ministro de Justicia, Ángel Acebes, indultó a 1.328 presos de toda España en una sola jornada, alegando el cambio de milenio, que era un año jubilar y el 25 aniversario de la coronación del Rey. Entre los beneficiados por esta medida estaban el juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez de Liaño, condenado a 15 años de inhabilitación por un delito de prevaricación continuada, así como tres de los condenados por el caso Filesa, el diputado socialista Carlos Navarro y los dos responsables de la empresa, Luis Oliveró y Alberto Flores, quienes vieron reducidas sus penas a la mitad.

Un indulto al mes

En Aragón, la media de los últimos 16 años es de un indulto al mes, lo que, según los promotores de esta iniciativa, aleja esta medida de algo excepcional. “Hay muchos casos que son difícilmente comprensibles y no entendemos cómo se está gestionando este tema. Se ha convertido en una figura opaca y nuestro deber es exigir transparencia a los gobiernos”, denuncia Elosua.

El año con mayor número de indultos en la Comunidad fue 1998, con 29 casos, seguido por el 2000 (18) y el 2007 (17). Durante los últimos tres años se han mantenido las cifras, con 16 en 2010 y 15 en 2011 y 2012. Este año ya se ha producido el primer indulto, del que se ha beneficiado el autor de un delito de lesiones que había sido condenado a dos años de prisión.

Etiquetas