Despliega el menú
Zaragoza

En La Puebla de Alfindén

Un colegio como el camarote de los Hermanos Marx

Padres, profesores y alumnos graban un vídeo para denunciar la falta de espacio del colegio Los Albares, inaugurado en 2010. Dos grupos de 3º están en aulas de desdoble.

Los alumnos de 3º del colegio Los Albares de La Puebla de Alfindén no tienen perchas, ni estanterías ni apenas espacio en sus clases. Dejan las mochilas en el pasillo. Cuando uno se tiene que levantar, deben moverse todos los de la fila. Si llegan tres niños más, no se puede cerrar la puerta.

Alumnos, padres y profesores parodian el día a día en una de estas clases en el vídeo 'El camarote de los Hermanos Marx'. Grabaron el vídeo la semana pasada -con la colaboración de Marea Verde- y lo han subido a internet.

"Nuestros hijos no están en una clase, sino en una habitación. Nos lo tomamos con humor para hacer el vídeo, pero estamos muy enfadados. La falta de espacio afecta a la comodidad y también a la educación de nuestros hijos", denuncia Lourdes Navarro, madre de un alumno de 3º, miembros de la Asociación de Padres y Madres y colaboradora de Marea Verde.

Dos grupos de 3º de Primaria de 16 y 17 alumnos respectivamente ocupan dos aulas de desdoble, mucho más pequeñas que un aula convencional, ante la falta de espacios en el centro. El colegio abrió con dos vías en el curso 2010/2011 y el segundo año ya se había quedado pequeño. Al entrar dos grupos más en Infantil, ha habido que readaptar espacios y los perjudicados han sido estos dos grupos de 3º de Primaria. Estos niños, además, ya pasaron toda la etapa de Infantil en barracones en el antiguo colegio Emiliano Labarta de La Puebla de Alfindén.

El colegio tiene ahora 414 niños. Tanto los padres como la dirección han informado en diversas ocasiones al Servicio Provincial de Educación de los problemas de espacio del centro, pero de momento la DGA no ha tomado ninguna medida.

"Cuando lo abrieron nos dijeron que estaba previsto ampliar la zona de Infantil con tres aulas más. Pero seguimos esperando. Pedimos que pongan una solución, porque no queremos que nuestros hijos estén toda la Primaria en estas condiciones. Además, si el próximo curso entra otro tercer grupo en 1º de Infantil, el problema se multiplicará y habrá que habilitar nuevas aulas. Nos da miedo que nos quiten la biblioteca o las aulas de informática o música. Confiamos en que el Servicio Provincial de Educación haga las obras que hacen falta", afirma Lourdes Navarro.

 

Etiquetas