Despliega el menú
Zaragoza

Juzgados

La Ciudad de la Justicia de Zaragoza, ¿a desmano?

Los abogados lamentan que la nueva infraestructura esté lejos de sus despachos. Los bufetes no planean trasladarse a Ranillas.

Futuro emplazamiento de la 'ciudad'.
La Ciudad de la Justicia, ¿a desmano?
ASIER ALCORTA

Los profesionales de la Justicia de Zaragoza contarán, a mediados de este año, con un nuevo espacio de trabajo. Se trata de la Ciudad de la Justicia, que con un presupuesto superior a los 40 millones de euros se extenderá por una superficie de 65.000 metros cuadrados, en los que se dispondrán 62 juzgados, 40 salas de vistas y 22 celdas, además de otros espacios por los que, según cálculos oficiales, pasarán cada día unas 6.000 personas.

Se trata de una infraestructura y un entorno modernos que centralizarán en un solo espacio las dependencias judiciales de la ciudad. Sin embargo, su futura apertura no satisface a todo el mundo. Los despachos de abogados, principales usuarios de estas instalaciones, encuentran su tradicional ubicación en el Casco Viejo, en el corazón de la ciudad, y no se plantean trasladarse al Actur. Por tanto se incrementarán los tiempos de cualquier gestión que tengan que llevar a cabo.

Ante la duda que plantea, por el momento, el transporte público, los procuradores y abogados no terminan de ver con buenos ojos el traslado. "De momento nuestro punto de vista es negativo porque para nuestra clientela es más fácil venir al centro en transporte público o con el coche particular y dejarlo en un aparcamiento cercano", explica Joaquín Gimeno del Busto, cuyos apellidos ponen nombre al bufete que dirige en la calle Don Jaime.

"Será mejor en el sentido de que prácticamente todos los órganos estarán agrupados, lo que resultará más eficaz para algunos profesionales, como los procuradores. Además supongo que resultará más económico. Sin embargo para nosotros va a ser definitivamente más incómodo, porque una gestión que ahora nos cuesta 20 minutos nos quitará media mañana, ya que no llevamos idea de cambiar de sede", concluye Gimeno.

Tampoco en el despacho A&A Abogados tienen intención de trasladarse al entorno de la Expo desde su ubicación actual en San Vicente de Paúl. "El traslado nos va a generar una serie de trastornos porque se van a multiplicar y ampliar los desplazamientos. Esto nos generará perjuicios económicos y dificultará nuestro trabajo", indica José Alberto Andrío, miembro del bufete.

"Tal y como están distribuidos ahora mismo los edificios de Justicia en Zaragoza es prácticamente el mismo concepto que se ha diseñado en la Expo, ya que están realmente cerca", subraya José Antonio Parroqué, del despacho Hernández Montero, en el paseo de la Independencia.

Parroqué mantiene la línea del resto de abogados de la capital: "Considero que las comunicaciones con transporte público son un poco malas, más teniendo en cuenta que la mayor parte de los abogados trabajamos en el centro, donde convergen todas las comunicaciones. No nos planteamos el traslado porque Ranillas es un sitio bastante desangelado, al menos de momento".

La DGA habla de "eficiencia"

Ni siquiera el precio de los alquileres anima a los bufetes a cambiar de entorno de trabajo. Según varias inmobiliarias consultadas, el precio del metro cuadrado en una oficina en el entorno de Expo Empresarial ronda los 6 euros, cuando en el Casco Histórica la media es de unos 9 euros.

Desde el Gobierno de Aragón se pone el acento en el hecho de concentrar en un solo espacio todos los órganos judiciales. "Será un nuevo espacio que ayudará notablemente a impartir justicia. Eso es lo que nos explican desde otras ciudades que ya han puesto en marcha proyectos como éste. Es un avance más que significativo. Se gana en eficiencia", afirmaba recientemente la directora de Administración de Justicia de Aragón, Tomasa Hernández.

Etiquetas