Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Consumo de marihuana

La Sociedad de Estudios del Cáñamo rechaza la actuación de la policía

"Nos meten en la cárcel por algo que ayuda a vivir y que no ha causado nunca ninguna muerte", denuncian.

La Sociedad de Estudios del Cáñamo de Aragón (SECA) ha rechazado este viernes la última actuación de la Policía Nacional contra sus asociados y ha defendido el derecho de estas personas al consumo propio y terapéutico de la marihuana. 

En rueda de prensa, el presidente de la SECA, Alfonso de la Figuera, y el abogado Pedro Santisteve, han advertido de que en el consumo de cannabis si "no hay ánimo de lucro ni consumo ilícito no hay delito" y han rechazado la actuación policial el pasado lunes, día 4, cuando detuvieron a siete personas por su presunta participación en los delitos de asociación ilícita y contra la salud pública, que se habrían cometido en el local de la SECA en la calle La Paz de Zaragoza, unos hechos que ambos han negado.

Alfonso de la Figuera ha señalado que de los diez socios que paró la Policía a la salida del local, "siete llevaban cannabis encima", algo "normal" porque estas personas lo consumen antes de dormir por su efecto "relajante", ha comentado.

El abogado Pedro Santisteve ha considerado que existe "un problema político y de índole policial de cómo se interpreta la situación de estos clubs", ya que se produce "una situación de gran disparidad en jurisprudencia" a la hora de juzgar las actuaciones de estas asociaciones, si bien ha recalcado que son consumidores "que no hacen daño a terceros" y el delito está "en lucrarse y hacer daño a la salud de terceros". Ha recordado que el uso terapéutico de esta sustancia está avalado por médicos y científicos y ha abogado por abrir un debate serio sobre esta cuestión.

El presidente de la SECA ha lamentado que "interesa más que la población consuma drogas de laboratorio, que tienen más efectos secundarios, que marihuana" y ha lamentado que a los socios de la SECA "se nos acuse de traficar con sustancias" cuando el Estado "se beneficia de la venta del tabaco y advierte, mientras lo vende, de que fumar mata y a nosotros nos meten en la cárcel por algo que ayuda a vivir" y que "no ha causado nunca ninguna muerte".

De la Figuera ha recordado que el consumo de cannabis es "milenario" y que existen casi 500 asociaciones en todo el país como la aragonesa SECA, que suma unos 1.760 socios en sus 16 años de existencia y más de 400 que acuden habitualmente a su local".

Etiquetas